Aprendiendo a ser mamá III

Vamos a empezar esta semana con un poco de humor. Lo necesito, no sé, este mes de Enero se me está haciendo interminable, y además, no acaba de hacer frío pero las tardes son cortas igual, es como que descoloca y no ayuda a que suba el ánimo. Como dice mi amiga C, al borde de caer en el agujero negro, jajajaja…así que vamos a reír un poco, os parece? Espero que esta tercera entrega de «aprendiendo a ser mamá» os arranque una sonrisa!

 

aprendiendo a ser mamá

Empezamos con típicas situaciones que ocurren cuando tienes niños:

 

1º- te harán sentir vergüenza ajena en muchas ocasiones, muchas. Caminando por la calle, nos cruzamos con una señora mayor y ellos sueltan, ahí tan panchos y a voz de grito: mamá, esa señora debe de ser la más vieja del mundo! Zasca, mirada asesina de la señora y tú…perdone, ya sabe, son niños. O bien, en un restaurante, un señor con barriga y Inés suelta: mamá, está embarazado ese señor de allí? OMG, tierra trágame, porque claro, le contesto: No Inés, no lo está. Entonces mamá, qué le pasa? Y yo qué hago? Le digo, nada, está gordo, con la mirada atenta del señor a ver cómo resuelvo la escena??? En fin, que son unos seres políticamente incorrectos por naturaleza!

aprendiendo a ser mamá
imagen de pixabay

 

2º-son capaces de hacerte las preguntas más inoportunas en los momentos ideales. El otro día, volviendo de un paseo en bici, a mí me tocaba subir a casa por las escaleras la bici de Nico y la mía. Yo allí liada, cargando las bicis y oigo una vocecita por detrás: pero mamá, los bebés cómo se hacen? Es decir, mamá, cómo llegan a la barriga de sus mamás??? Yo sudando la gota gorda, casi me caigo de la escalera con las bicis en la mano…y pienso, qué hago? Les digo la verdad o les cuento lo de la cigüeña? Conclusión, les expliqué la verdad, que el papá pone el “pito” en la vulva de la mamá, que sale un espermatozoide y llega al óvulo, etc….me giro y los veo a los dos con una cara que se les salían los ojos de las órbitas, alucinados. Y pensé, vale, igual me he pasado….entonces Nicolás me dice: y esto, tu lo has hecho sólo dos veces, una para que saliera yo y la otra para Inés? Pero cómo se hace, con ropa o sin? Too much para el body, así que me salí como puse y al llegar a casa Nico me dice, mira mamá, es mejor que no tengas más hijos, en serio.

aprendiendo a ser mamá
imagen de creative commons

 

3º-te van a hacer quedar mal en “eventos sociales”. Me explico: tienes una comida con tus amigas y decides llevarte a tu bebé porque es un santo, duerme como un lirón y come el bibe en tres minutos. Lo has comentado mil veces con todas ellas, que te ha tocado un niño bueno de verdad, pues…..ese día se portará fatal, no va a parar de llorar, no querrá comer nada, no habrá manera de que se siente en su carrito…en fin, te la liará parda. A mí me pasó con Nicolás, me acuerdo de una cena en Galicia con los abuelos paternos de Nico, en un restaurante de una estrella Michelin. Y mis suegros, sí, sí llevémonos al peque, siempre decís que es taaaaan bueno…pues nada, que no paró de llorar en todo el rato, la lió muy gorda y nos tuvimos que ir a media cena para no molestar al resto de personas que estaban disfrutando de un homenaje gastronómico.

aprendiendo a ser mamá
imagen de creative commons

También te puede pasar a la inversa, ya os he dicho que Inés es de armas tomar, que come fatal, que tiene un carácter fuerte, en fin, una joyita, jajajaja. Pues siempre, siempre, siempre que estamos con mis primos se porta como una santa, come bien, es obediente y pone esa cara de angelito que todos me miran y dicen, pero Sofía, si tienes a una santa en casa, cómo exageras, esta niña es de escándalo. Y yo pensando, si tu la vieras en su “intimidad”, jajajaja

aprendiendo a ser mamá
Inés, toda una «santa»

 

 

Por cierto, qué “trucos” de educación para mamás novatas os puedo dar hoy? Ahí van algunos:

  • Ante una pregunta complicada, que no sabes cómo responder: contraataca con otra pregunta. Siempre funciona! Me acuerdo el día en el que Nicolás me preguntó que él por dónde había salido de mi barriga, era enano y me pareció un poco fuerte explicarle el mecanismo del parto (aunque por deformación profesional estuve a punto, jajajaja…). Así que le dije: a ver Nico, por dónde crees que has salido? Pues por el rin rin mamá. Y yo, exacto! Muy bien, Nico.
  • Momento bañera, cena, etc…niños ya cansados, algo pasados de vueltas, se huele una pelea entre ellos o una rabieta o algo así. Hazles sentir “mayores”, en plan: chicos, hoy me tenéis que ayudar, a ver cuál de los dos se pone antes el pijama, mientras yo estaré en la cocina preparando la cena, ok? Claro, hay que asumir “riesgos”, que Inés aparezca con el pantalón en la mano y las zapatillas al revés o que Nicolás se haya peinado él solito y parezca un niño de comunión del siglo XIX. Y luego, les pides que te ayuden a poner la mesa, la clave: vasos, platos y cubiertos de plástico, así no habrá que lamentar “accidentes”. Pero en serio, estos pequeños riesgos valen la pena, a ellos sentirse mayores y que están ayudando a mamá les encanta. Y así además logras calmar el ambiente y evitar crisis de “agotamiento infantil”!
  • Siempre que podáis, siempre, intentad leer un cuento con vuestros hijos antes de ponerlos a dormir. Es una manera de que poco a poco se vayan relajando, así la “transición” hacia irse a dormir se les hará más fácil. Bajarles las revoluciones con un cuento bonito funciona, mucho. Además, es un momento precioso, están cansaditos, mimosos y los puedes achuchar y comértelos a besos. No sé, a nosotros tres nos encanta. Desde hace una semana o así hemos empezado a leer el cuento los tres tumbados en mi cama, con la luz bajita, y les encanta! Cuando acaba el cuento, cada uno a su cama y mamá a repartir besos.

aprendiendo a ser mamá

Y para acabar el post de hoy, os dejo con algunas situaciones típicas y a la vez graciosas que te hacen darte cuenta de que eres mamá:

  • tienes la mañana libre, te vas de compras. Piensas, hoy arraso, y luego? Vuelves a casa con ropa para tus hijos, bambas, zapatos, etc..y para ti??? Para ti nada! Dios mío, con lo que yo he sido, sobretodo en los salientes de guardia. Y ahora? Pues nada, que cuando salgo de compras se me van los ojos hacia la sección infantil! (a ver, por suerte no el 100% de las veces, eh? Jajajaja)
  • estás en una reunión, buscas un boli en el bolso y qué sacas? Un coche de hot wheels, un papel de sugus, un caramelo, una flor del parque, en fin, de todo puede salir del bolso, verdad??? Si tienes suerte de encontrar el boli es más que probable que esté de lo más pringoso por haber estado “conviviendo” con un caramelo durante varios días!
aprendiendo a ser mamá
imagen de creative commons
  • Vas por la calle caminando y sabes “identificar” la edad de los niños con los que te cruzas. Yo antes veía a un niño de ente tres y ocho años y me era francamente complicado saber qué edad tenía. Ahora, los calo rápido. Enseguida, por lo que hacen, cómo hablan, a qué juegan, sé si son de la edad de los míos o más mayores o algo más pequeños.
  • Si un día por casualidad te puedes duchar con la puerta del baño cerrada o bien puedes hacer pipí con cierta intimidad….no te lo crees! Desde que los peques adquieren cierta autonomía de movimientos, ya sea gateando o caminando, una de sus actividades preferidas es entrar en el baño cuando te estás duchando, haciendo pis o arreglando. Lo cierto es que ya me he acostumbrado, y ahora hasta le veo la parte graciosa de estar en la ducha, con Nicolás sentado en la tapa del WC , súper dormido, y comentándome sus cosas. O cuando me estoy pintando, ver a la peque como hurga en mis cosas y intenta imitarme, me parto de risa!
aprendiendo a ser mamá
imagen de creative commons

Pues bien, hasta aquí la tercera entrega de “aprendiendo a ser mamá”. Espero que os haya gustado el post. Y sobretodo, espero que disfrutéis día a día de vuestra maternidad y que le sepáis ver el toque de humor y descoloque que tiene, que es muy grande!

 

0

10 comments

  1. Hola Sofía! Soy Itziar, no sé si te acordarás de mí. Tuve a mi hija Olivia hará casi 3 años en Dexeus.

    Primero de todo me gustaría felicitarte por tu blog, realmente consigues que me emocione cuando lo leo, enhorabuena de verdad.
    Por otro lado necesito consejo y asesoramiento y he pensado en ti, vuelvo a estar embarazada ahora de 21 semanas, y tienen que quitarme un quiste que tengo en el dedo anular dentro de dos días, aunque es únicamente anestesia local y me pinchan en el nervio del dedo necesito saber si eso puede perjudicar en algo. Me da miedo la anestesia y el quirófano. Me han dicho que no pasa nada pero necesito saberlo a ciencia cierta. Te lo agradecería mucho! Mil gracias por tu tiempo.

    1. Hola Itziar, qué bueno saludarte!
      Primero de todo, enhorabuena por el embarazo, me alegro!
      Segundo, te han asesorado bien, no hay ningún riesgo para el bebé por someterte a una intervención con anestesia local, en serio. Puedes estar tranquila.
      Y finalmente, gracias por tu comentario sobre el blog!
      Un abrazo, a ver si nos vemos en este embarazo!

  2. Genial el post!!Daniela es pequeñita, pero con alguna ya me identifico?!!yo siempre digo que es un terremoto y cuando vamos por ahí se porta 10!!!la gente entonces no me cree cuando digo que acabo el día agotada!!!o la del baño, siempre escuchas sus pasitos viniendo detrás, pero esté quien esté ella va corriendo al baño a cotillear!jajajaaj!
    Te vi en la tv hablando de tu paciente con El virus de Zika, que suerte tiene de tenerte como ginecóloga!
    Me encanta leerte!
    Un saludo!!!

    1. Qué ilusión verte por aquí India!
      Me alegro de que te guste el blog y de que te sientas identificada con las cosas que cuento! Gracias por tu comentario!
      Feliz de que me sigas.
      Un abrazo fuerte,
      Sofía

  3. Hola Sofia, soy Laura garachana, me acabo de incorporar, solo he podido leer este post del mes de enero, me he reído y mucho…me encanta verte de otra manera, sin la bata y delante de la mesa…tienes unos hijos preciosos…y me ha encantado el momento bicis y el consejo: no tengas más hijos…Siendo breve os contaré que un día mi hijo mayor, Daniel, de cinco años, se empeñó como siempre a perseguirme al baño…yo tenía que cambiarme el tampax y no había manera de echarlo, pues bien, le expliqué lo que era, que las mujeres sangrábamos una vez al mes y que era necesario para tener hijos, su respuesta: Se ha dado algún caso en hombres? Después de decirle que no se marchó en estado de shock.

    1. Hola Laura, pues qué ilusión verte por aquí!
      Espero que el blog te guste, y que poco a poco tengas tiempo de ir leyendo más cosas.
      Genial el comentario de tu hijo sobre lo de si se ha dado algún caso en hombres!!!! Son lo mejor!
      Besos, guapa.
      Sofía

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies