APRENDIENDO A SER MAMÁ (IV)

Pues sí, ya vamos por la cuarta entrega de aprendiendo a ser mamá, qué fuerte! En fin, hacía mucho que no escribía un post de este tipo, pero os prometo que en los últimos meses he acumulado experiencias suficientes como para poder contaros muchas cosas hoy, jajajaja! Sí, la maternidad es un aprendizaje constante, es un reciclaje permanente, porque cuando crees que ya tienes dominada esa fase en la que les gusta Peppa Pig y hacen la siesta, luego llega otra, y otra y otra, sin parar…que no te dan tiempo a acostumbrarte a algo porque cuando te das cuenta ya han superado esa etapa. Es un topicazo pero es 100% verdad, los niños crecen muuuy rápido!

aprendiendo a ser mamá
imagen de creative commons

 

Bueno, pues vamos allá, os voy a contar algunos de mis “descubrimientos” recientes, esperando que muchas de vosotras compartáis situaciones similares, para no sentirme la única freak del lugar:

  • Los niños en general son muy horteras, sí, todos. Cuándo dejan de serlo? No lo sé..de momento los míos están de lleno en esa fase. En qué me baso? Pues en la evidencia:
    • su música preferida? La más maquinera que exista, aunque no le hacen feos ni a Enrique Iglesias ni al reggaeton. En fin, que un viaje con ellos en coche es apasionante, escuchando chumba chumba todo el rato, oyéndoles como intentan cantar las canciones e incluso diciendo aquello tan mítico de: mamá, la puedes volver a poner? Creo que prefería la época de Cantajuegos, no sé, ahora dudo…
    • cuando les dejo “libertad” a la hora de vestirse el tema puede ser terrible: camiseta de rayas marineras horizontales con bermuda de rayas verticales. Nicolás, convencido el tío: mamá, como todo son rayas combina, verdad? O Inés, que mira que no es cursi, pero lo de combinar colores tampoco es lo suyo, y si ya se peina ella solita el tema se pone interesante de verdad.
    • Su concepto de señora “elegante” por la calle es especial, digamos. Para ellos es elegante aquella señora que va con más cosas brillantes en su indumentaria que Campanilla, o bien la que lleva el maquillaje más “discreto”. O incluso conmigo, cuando me ven más elegante? El día que decido ponerme un collar así grandote o unas sandalias de tacón un poco más “osadas” que habitualmente.
    • A la hora de hacer un dibujo o manualidad, más de lo mismo: cuanta más purpurina le puedan poner, más colores todos mezclados, bolas de papel charol o todos los abalorios que encuentren por la casa, más orgullosos de su “obra” se sentirán.
aprendiendo a ser mamá
el summum de la elegancia según mis hijos

 

  • Los niños dan por sentado que su madre ha de tener respuestas y soluciones para todo. Me explico:
    • El otro día, estábamos en la barca y Nicolás callado, pensando…de repente me suelta: mamá, por qué las barcas flotan si pesan tanto? Ala, así, sin más….y yo claro, intentando repasar mis conocimientos de física y tal, pero la explicación le resultaba poco convincente…mamá, por la forma? Pero hay barcas de muchas formas, y todas flotan…Al final, me salí por la tangente: Nicolás, tu de mayor querías ser ingeniero inventor, verdad? Seguro que entonces lo entenderás perfectamente!
    • Inés ahora ha decidido que le gusta el karate y el taekwondo, que no sé yo de dónde lo ha sacado (creo que en el campus de verano del cole), y hace poco un día en casa viene y me dice: Mamá, practicamos taekwondo? Y yo claro, Inés, pero yo no sé taekwondo..me mira con cara de condescendencia y me suelta, a ver mamá, que tu eres muy mayor y encima eres madre, así que seguro que sabes, no?
    • Cuando intentan hablar en inglés o en francés, y entonces me preguntan: mamá, como se dice que ayer me caí y me hice una rascada en la rodilla?? Y a ver, yo hablo bien inglés, en serio, pero la palabra rascada en la rodilla, pues así a bote pronto no me sale….y ellos sin entenderlo!
aprendiendo a ser mamá
imagen de creative commons

 

  • Los dientes de los peques se caen siempre en el momento menos oportuno, y luego: qué hay que hacer con el diente??? El tema del Ratoncito Pérez tiene su aquél, no os penséis….A Nico ya se le han caído cuatro dientes y creo que ninguno “en condiciones normales”:
    • El primero se le cayó en un hotel, sí…que tampoco hemos ido tantas veces a dormir a un hotel, la verdad. Y el tío emocionado, porque era su primer diente, y yo explicándole que el ratoncito seguramente al hotel no podría llegar porque los de recepción no le dejarían pasar…por suerte coló. Otro se le cayó un día que yo tenía guardia, así que me tocó llamar a la canguro, decirle que por favor fuese a comprar un regalito, etc…El tercero se le cayó un día bastante normal, todo controlado, yo con regalito comprado y tal. Él le dejó una nota al Ratoncito que lo más de lo más, la verdad!
    • aprendiendo a ser mamá
      Nico y su súper nota

 

  • Y el último? Pues se le cayó un día a las 22h, yo en el salón con mi ordenador, peques durmiendo y de repente se abre la puerta del pasillo y Nico emocionado: mamá, mamá, se me ha caído un diente!!!! Y yo, anda qué bien! Pero claro, esta vez ni regalito ni nada en la recámara, así que le puse dos euros y una nota diciendo que era el ratoncito, que me había pillado ya repartiendo regalos y que el suyo lo tendría al día siguiente, que de momento, una moneda.
  • Temas prácticos del Ratoncito: tener siempre un regalito de “reserva”, por lo que pueda pasar. Ahora ya tengo la lección aprendida y guardo una figurita de playmobil entre mi ropa de deporte, por si acaso….Y el diente? Qué hacer con él? Yo lo estuve pensando un rato, y al final decidí que lo mejor era tirarlos…porque guardarlos? No me motiva especialmente guardar dientes, no le veo el qué, y además, con lo empanada que soy seguro que si los guardo los peques los encontrarían algún día así de repente, y yo no sabría qué explicarles. Conclusión: los que se han caído estando yo en casa, los he tirado al WC…es de muy mala madre????

 

Bueno, y después de este toque de humor basado en situaciones 100% reales, os cuento cosas un poco más ñoñas pero que me encantan, ok?

  • Aunque lo de cocinar no es lo mío, para nada, mis hijos son felices con cualquier cosa que les ha preparado su madre. Los domingos por la noche el menú estrella es tortilla a la francesa, pero hace cosa de dos meses decidí innovar y les hice bikinis, algo complejo y propio de Ferran Adriá, lo sé…(sándwich mixto para las que no sois de Barcelona). Pues bien, lo orgullosos que se sienten de su madre, de lo bien que cocina y de que sólo ella hace los bikinis con el truco del almendruco (que es poner un pelín de mantequilla para que el pan quede como tostadito, jajajaja)???? Priceless!!
  • Caminar por la calle con uno cogido a cada mano, tener sus manitas pequeñas ahí, notarles, y que me vayan contando su vida…lo más!!! Hasta qué edad quieren darte la mano cuando paseas con ellos? Cuando pierden ese acto casi reflejo de que al salir de la portería de casa buscan tu mano y te la dan? Espero que aún pasen muchos años más!!

aprendiendo a ser mamá

  • El hecho de que cuando les duele algo, cuando se caen, se encuentran pochitos o tienen un “verdadero disgusto” sólo les vale su mamá….no sé, me enternece ver cómo si estamos en una fiesta infantil y se hacen daño en la rodilla, sale una microgota de sangre, lloran como desconsolados y vienen corriendo a dónde estoy yo, a recibir esos mimos, y sólo les valen los de mamá, verdad? Ese momento mola, sí!!
  • Sus frases de “amor” cuando les doy un beso antes de irse a dormir: Mamá, te quiero hasta la luna y más allá. Mamá, te quiero más que a todos mis peluches juntos y a los de Nicolás. Mamá, te quiero tanto que no me cabe ni en la cabeza. Mamá, cuando sea mayor me quiero casar contigo…y un sinfín de frases por el estilo, la top?? Mamá, te quiero más que a nadie en el mundo mundial!!! (es lo que les digo yo a ellos cada noche, y cuando me lo dicen a mí, me derriten!)
aprendiendo a ser mamá
lo mejor de mi vida!

 

Hasta aquí esta cuarta entrega de Aprendiendo a ser mamá. Espero que os haya gustado y, como siempre, si tenéis alguna anécdota, sugerencia o comentario, yo feliz de que me lo digáis!

0

6 comments

  1. Hola Sofía!
    Qué post tan entrañable!! Me ha encantado!! Los trucos del ratoncito jajaja tomo nota!!
    Yo por ahora no tengo anécdotas… pero deseando empezar a tenerlas!! Noviembre está más cerca : )

    Un besito

  2. Hola! Descubrí tu blog hace poco, y me encanta! Soy una mamá de Argentina, mis niños se llevan casi la misma diferencia de edad que los tuyos: Aitana tiene 2,4 años y Said tiene 3 meses. Por supuesto que seguiré bien de cerca tus experiencias, para atenerme a lo que me espera jaja aunque claro que todos son diferentes, pero algunas cosas veo que se repiten como patrón en los niños. Un beso grande desde la Patagonia 😉

    1. Hola Belén!
      Enhorabuena por esos dos peques, ya verás lo divertido que va a ser verlos crecer juntos, de verdad! Me alegro de que te guste el blog y….feliz de que me sigas desde tan lejos, la Patagonia, por diossss….uno de mis destinos pendientes! Fui a la parte chilena hace 3 años, pero me encantaría ir a la Argentina.
      Un abrazo fuerte,
      Sofía.

  3. Hola Sofía,

    No sabía muy bien sondes encuadrar la consulta.

    Estoy en de 28 semanas y por ahora todo fenomenal, ya pensando en el momento de verle…

    Hace unos días uno un programa sobre las vacunas infantiles, no tengo ninguna duda sobre su conveniencia, pero me llamó la atención la existencia del test melisa para alergia a metales que por ejemplo contienen las vacunas.

    Tanto mi marido como yo somo alérgicos y asmáticos, en mi caso con varios edemas de glotis y alergias a alimentos, polen es, pelos de animales, medicamentos…. En fin completita.

    Me gustaría saber la conveniencia o no de hacer este test al bebé antes de las primeras vacunas, ya que he visto algunos casos de efectos muy adversos, incluso la muerte debido a las reacciones de las vacunas por alergia a los metales que contienen.

    Como siempre muchas gracias por todo, y me encantaría ese post sobre todo lo necesario para llevar al hospital.

    Un saludo!!!

    1. Hola Victoria,
      Muchas gracias por tus comentarios del blog, y sí…en breves post sobre la canastilla para llevar al hospital, prometido!
      Siento mucho no poder ayudarte en lo que me preguntas, yo no les he hecho ese test que me comentas a mis hijos ni tengo mucha información al respecto. Les he vacunado de todo lo que me ha indicado el pediatra y salvo algo de febrícula alguna vez, nunca han tenido reacciones raras. Yo confío en la utilidad de las vacunas, así que quizás por eso ya ni me he planteado la opción de hacer un test previo para ver si es idóneo administrarlas o no.
      Y por lo que me comentas de las alergias…mis hijos han tenido los dos alergias alimentarias, pero en ningún caso reacciones alérgicas a las vacunas.
      Un saludo,
      Sofía.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies