EL PARTO INSTRUMENTADO

Hoy vamos con un post que hace ya tiempo que os había prometido que iba a escribir. A raíz de un parto instrumentado precioso que he hecho esta semana, me he inspirado y me he lanzado a escribir sobre ello. El objetivo del post? Desmitificar un poco el miedo que se le tiene a este tipo de parto, explicaros bien en qué consiste cada instrumento e intentar transmitir que cuando está bien indicado, un parto instrumentado es una muy buena solución para lograr el nacimiento de un bebé sano.

Mi principal reflexión como obstetra que lleva diez años haciendo partos es que lo básico es la información, si les explicamos bien a los padres el motivo por el que indicamos la instrumentación (ya sea un fórceps o una ventosa), lo entenderán y se sentirán más tranquilos.

parto instrumentado
imagen de creative commons

Es básico crear un ambiente de confianza, establecer un diálogo sincero con ellos y transmitirles que estamos seguros de lo que vamos a hacer!

Pues vamos allá, primero intentaré explicaros cuáles son los motivos y circunstancias que nos llevan a indicar la instrumentación en un parto y luego os comentaré los principales instrumentos que utilizamos los obstetras.

 

Empecemos con los motivos para hacer un parto instrumentado:

  • INDICACIONES FETALES:
    • Riesgo de pérdida de bienestar fetal
    • Dificultad de descenso y-o rotación por la pelvis materna
  • INDICACIONES MATERNAS:
    • Que la madre no pueda realizar pujos (miopía magna, patología médica acompañante)
    • Fatiga materna por parto prolongado
    • Necesidad de acortamiento del período de expulsivo: más de 3 horas en dilatación completa, pujos ineficaces…
  • Ninguna indicación es absoluta, y siempre se debe considerar cada caso de forma individualizada

 

Las condiciones imprescindibles para podernos plantear un parto instrumentado son las siguientes:

  • Dilatación completa del cuello del útero y bolsa de las aguas rota
  • Cabeza del feto en una posición bien conocida por el obstetra, y encajada en la pelvis materna
  • Anestesia adecuada
  • Experiencia suficiente del obstetra
  • Ambiente quirúrgico adecuado

 

Y qué instrumentos utilizamos los obstetras?

  • VENTOSA OBSTÉTRICA: Ventosa de silicona que se encaja en la cabeza fetal y mediante un sistema de vacío nos permite realizar una tracción y flexión de la misma. En general su principal indicación es el acortamiento del período de expulsivo por pujos maternos ineficaces o bien por sospecha de pérdida del bienestar fetal. Otra indicación relativamente frecuente es para ayudar en la salida del segundo gemelo en un parto gemelar. Generalmente no debe aplicarse en embarazos de menos de 34 semanas, en casos en los que hay que realizar una rotación de la cabeza fetal o en casos en los que durante el trabajo de parto se han realizado varias determinaciones de Ph en la calota fetal (esta es una prueba en la que realizamos una pequeña punción en la cabecita del bebé para obtener una muestra de sangre y poder valorar que la oxigenación de la misma es correcta).
parto instrumentado
ventosa obstétrica
  • FÓRCEPS: Instrumento metálico con dos “ramas” articuladas que nos permite realizar rotación, tracción y flexión de la cabeza fetal. Es decir, es un instrumento que utilizamos sobretodo cuando la cabecita del bebé no está bien “enfocada” para salir o cuando está muy “encajada” y no acaba de bajar bien por la pelvis. También lo podemos emplear cuando sospechamos una pérdida del bienestar fetal y conviene acortar el período de expulsivo.Es un instrumento que tiene muy mala fama entre todas las futuras mamás, pero yo insisto: bien empleado, con una indicación clara, y estando en manos de un ginecólogo experto podéis estar tranquilas.
parto instrumentado
fórceps de Kjelland
  • ESPÁTULAS DE THIERRY: Instrumento metálico que consiste en dos espátulas o cucharas que no se articulan entre ellas y cuyo principal objetivo es ampliar el canal del parto. Se utilizan cuando la cabecita del bebé está correctamente situada, mirando hacia abajo, pero tiene dificultad para descender. Así, nos sirven para ensanchar el canal del parto y nos permiten realizar cierta tracción de la cabeza fetal, pero no son adecuadas cuando se necesita realizar algún movimiento de rotación.
parto instrumentado
espátulas de Thierry

Finalmente, os comento algunas consideraciones generales ante cualquier parto instrumentado:

  • Es frecuente que el obstetra deba comprobar la posición exacta de la cabeza del bebé en la pelvis mediante una ecografía. Si eso ocurre, no os extrañéis, es para tener las mejores garantías de que se va a aplicar de forma correcta la instrumentación.
  • Los partos instrumentados suelen requerir episiotomía, si bien es cierto que no se realiza hasta el último momento, para poder hacerla lo más pequeña posible.
  • Es mucho más frecuente la instrumentación en el primer parto de una paciente que en el segundo o el tercero
  • Una vez transcurrida la cuarentena, en casos de partos instrumentados con fórceps o espátulas, lo ideal sería realizar unas cuantas sesiones de fisioterapia del suelo pélvico. Si bien es cierto que yo recomiendo fisioterapia siempre tras un parto vaginal, sea instrumentado o no, y sea el primero, el segundo o el número que sea. Hemos de ser conscientes de lo importante que es cuidar nuestro suelo pélvico ahora para que cuando seamos abuelitas no tengamos problemas de incontinencia o similares….
  • La recuperación después del parto suele ser buena, la paciente requerirá medicación para el dolor durante unos cinco o siete días, y yo recomiendo la utilización del jabón epixelle dos veces al día para la zona de la episiotomía.

 

Bueno, pues hasta aquí el post sobre el parto instrumentado. Mi objetivo con este post es tranquilizar a las futuras mamis, daros información sobre este tipo de parto y explicaros bien los motivos que nos llevan a los obstetras a realizarlos. Yo siempre he pensado que la información es poder, y ese poder nos da tranquilidad, así que si llegáis al parto estando informadas, seguro que lo afrontaréis con mucha más tranquilidad.

parto instrumentado
Nicolás recién nacido

Y como reflexión final: no penséis que por tener un parto instrumentado no vais a disfrutar del mismo: mi hijo nació con una ventosa obstétrica y disfruté un montón de ese momento. Y, como os he comentado al principio del post, esta semana he hecho un parto con fórceps precioso, y creo que tanto la madre como el padre disfrutaron del nacimiento de su hijo!

0

23 comments

  1. Me ha encantado, Sofía, gracias por este post! Jorge nació con ventosa y efectivamente fue un parto muy bonito y todo salió fenomenal 🙂

    1. Me alegro de que te haya gustado el post. Y también estoy contenta de que tengas una buena experiencia de tu parto, a pesar de que fuese instrumentado.
      Un abrazo,
      Sofía.

  2. Mi pequeña también nació con ventosa (contigo Sofía 😉 y para nada cambió la magia del momento.
    Y eso que yo, días antes, iba con la idea de un parto natural, pero para la seguridad de la bebé y tranquilidad mía, no pudo ser. Me sentí arropada, en muy buenas manos y viví un parto precioso. Mil gracias de nuevo!

    Me encanta leerte, felicidades por este magnífico blog :).
    Besitos,
    Maria

    1. Hola Maria,
      Me alegro de que tengas un bonito recuerdo de tu parto….nuestro objetivo es que lo viváis de forma especial! Muchas gracias por tus palabras, en serio, me encanta ver que las pacientes estáis contentas con nuestra asistencia y que os gusta el blog!
      Un abrazo,
      Sofía

  3. Me ha encantado el post Sofía! ojalá estés tu el día que me toque 🙂

    este jueves tengo visita de nuevo, a ver si nos vemos.

    un abrazo fuerte

  4. Ya hace un mes que nació Levi, en tus manos. Muy agradecidos y felices porque fue precioso como bien dices, el bebé salió encantado y los papis más. Gracias por todo y enhorabuena por el blog, soy fan y me encanta leerte. Besos

  5. Sofia, enhorabuena por el blog. Ayuda mucho! Te quería consultar acerca de la posición de mi bebé, en la última revisión (37 semanas) estaba ya encajado pero con la carita mirando hacia arriba. El ginecologo me dijjo que se podía girar en cualquier momento. con tu experiencia has tenido casos así? Si no se girara solita se requeriría el uso de instrumental en el parto? Esta posición aumenta el riesgo de cesaria?
    Te agradezco por adelantado tu respuesta!

    1. Hola Clara,
      Gracias por tus palabras! Feliz de que el blog te esté resultando útil.
      Te contesto a tu pregunta: en la semana 37 lo importante es que el bebé esté con la cabeza hacia abajo. Si la carita está mirando hacia arriba, hacia un lado o hacia abajo no es determinante en este momento. Un bebé no empieza su descenso por la pelvis materna hasta el momento del parto, y en ese momento baja «a través de cuatro planos o escalones» que tiene la pelvis haciendo movimientos de rotación de la cabeza, con lo que la instrumentación del parto no se sabe si será necesaria hasta las fases finales del mismo. No te preocupes de nada ahora, en serio, el bebé ha de bajar y rotar durante el trabajo de parto.
      Un abrazo, Sofía.

  6. Hola Sofía, Feliz Año ! El pasado día 25 nació mi primer hijo en Dexeus. Me desgarre un poco y me hicieron episiotomia, no fue un parto instrumentado. Mi duda es , ¿en qué momento deja de ser normal el dolor de la episiotomia para acudir a urgencias?. Ha pasado una semana y no noto mejoría , de hecho cada día siento que me molesta más. La pauta a seguir es antiinflamatorios cada 4 horas y jabón epixelle. Pero ya no me calma ni las duchas con agua fría. No sé si aún es pronto y no debo preocuparme, o es mejor que vaya a que me miren. Yo me miro con un espejo, lo veo limpio y no sé si los puntos se han de ver o no, pero no veo nada. Estoy usando compresas de celulosa.
    Disculpa si este no es el foro para preguntarlo pero es donde he encontrado la palabra episiotomia.
    Muchas gracias,

    Elisabet

    1. Hola Elisabet,
      Lo cierto es que por lo que dices estás haciendo las curas de la herida bien, y es cierto que deberías empezar a notar una mejoría en el dolor. Mi consejo? Si no notas ninguna mejoría pasados 7 días, ves que la herida está enrojecida o bien te duele incluso más que al principio, deberías ir a Urgencias a que te echen un vistazo. Si el dolor se mantiene igual o va disminuyendo poco a poco cada día y ves la herida con un aspecto normal, puedes estar tranquila.
      Puedes usar también blastoestimulina spray, dos veces al día, que te ayudará a cicatrizar.
      Espero haberte ayudado.
      Un abrazo,
      Sofía.

  7. Hola,
    El día 31 de julio he tenido un parto instrumental con ventosa y para mi ha sido muy traumático. Escribo aqui pq necesito desahogarme y no quiero preocupar a mi familia.
    Para empezar nadie me explico nada ni antes ni durante ni después. Tras el periodo de dilatación en un entorno tranquilo e intimo llego la matrona y tras comprobar que estaba totalmente dilatada, me comento que iba a avisar para preparar la cama para los pujos. De repente, encendieron las luces el paritorio se llenó de gente que abría bolsas de material y enchufaba aparatos entro la ginecóloga y me dijo hay que sacar a tu bebe pq ya no esta cómodo ahí. Echaron a mi familiar la matrona se subió a la cama y la ginecóloga cogió una cazoleta metálica que posteriormente me entere que era una ventosa. Tengo que decir que a pesar de tener la epidural puesta me dolió muchísimo y que a pesar de los días que han transcurrido tengo mucho dolor y para mi es muy complicado encontrar una posición confortable sin mencionar que estar sentada es un suplicio. Volviendo al parto, mientras yo empujaba la matrona empujaba al bebe con sus antebrazos en mi barriga y la ginecóloga tiraba con la ventosa. Afortunadamente fue muy rápido y en un cuarto de hora mi bebe estaba fuera. Lo mas impactante para mi fue ver la cabecirta deel bebé con la forma de la ventosa metalica en la zona posterior izquierda de su cabecita ensangrentada. Aun la tiene deformada pero cada día esta mucho mejor. Es muy traumático pasar por algo así y q no te lo dejen coger y casi no ver, pero bueno lo primero era su salud. Yo supongo que en el monitor salio algo que alarmó al personal sanitario. Yo no digo que su actuación fuera incorrecta ni muchísimo menos. Es mas, les agradezco que hoy estoy en casa con mi bebe pero creo que una explicación de pq han actuado así no creo que sea perder el tiempo. Tengo que decir que desde ese día tengo el estómago delicado y un hematoma en mi barriga que indica el lugar dnd la matrona introdujo su codo. Olvidé decir que la posición fetal durante el tercer trimestre fue inestable. Estaba muy alto y dependiendo del día tenía posición transversa o cefalica. En el momento del parto el bebe estaba muy alto y durante la dilatación no bajo a pesar de mi postura vertical. No se si ese fue el motivo de utilizar la ventosa lo que me llamo la atención fue que no me dejaron pujar a mi sola. Este fue mi segundo parto el otro fue largo pero sin complicaciones.
    Muchas gracias por leerme.
    Isa

    1. Hola Isabel,
      En primer lugar, enhorabuena por ese segundo bebé, guapa!
      Entiendo un poco tu sensación de que fue un parto traumático, en el que no disfrutaste del momento. Por lo que me explicas de cómo transcurrió todo y de que durante todo el embarazo tu bebé ha tenido una presentación inestable creo que sí, que tal y como dices, al final debió haber algún signo de complicación que hizo al equipo médico actuar para sacar a ese bebé. Hicieron un parto vaginal porque ya tienes un parto anterior, y supongo que pensaron que valía la pena intentarlo todo antes de hacerte una cesárea.
      En fin, que obviamente podrían haberte dado más información y sensación de calma, pero que no dudes que lo hicieron por el bien de tu bebé.
      Un abrazo,
      Sofía.

  8. Hola, tras leer tu artículo no puedo estar más en desacuerdo. Tuve a mi hija el 16 de julio, mi primer parto. Rompí aguas el día anterior por la mañana y ya en la noche me lo tuvieron que inducir. Aguanté bien las contracciones toda la noche hasta por la mañana que me pusieron epidural. Hasta que dilate completa sobre las 15:30 todo iba perfecto y ya empecé con los pujos.
    Sabía que algo no iba bien, mi hija aún estaba muy alta, le pregunté al matron que me asistía y me dijo que si, que la tenía a la altura de cesárea. Me preguntó que si me ayudaba, yo ingenua le dije que si, de pronto se subió encima de mi y empezamos otra vez con los pujos mientras él hacia fuerza y empujaba mi tripa. Esto es aberrante se mire por donde se mire. Mi hija no bajaba. Llamó a la ginecóloga. Con ella seguimos con los pujos y la misma maniobra.
    Sin saber por qué y sin explicación ninguna de repente empezó a llenarse el paritorio, sin saber muy bien quien era quien. Según me contó después mi marido vinieron tres pediatras de neonatología, otra ginecóloga, dos matronas y más auxiliares.
    Sin ver por donde venía me vi con una mascarilla de oxígeno en la cara, alguien me decía que respirara profundo, al mismo tiempo que el matron encima mía me decía que respirara y pujara, al tiempo que pujaba podía ver como me ponían sábanas verdes encima de las piernas, miraba a mi marido, no sabía que pasaba, la ginecóloga mandaba callar a los pediatras, miraba el monitor, el matron continuaba encima de mi. Al rato mr pusieron a mi hija en el pecho unos segundos, luego se la llevaron a neonatología.
    Me dijeron que el cordón era corto y que por eso no bajaba la niña y que ya tenía que salir.
    No entiendo como viendo, como yo veía, no se me practico una cesárea y se llegó a los forceps y a la maniobra kristeller. Ni siquiera que se me preguntara, ni me informaran de que iban a usar forceps.
    Lo peor de todo viene ahora. Tras pasarse la anestesia no podía moverme de la cama de tanto dolor, tanto en la tripa como en mis partes, estaban muy inflamadas, con hematoma. Estuve con sonda permanente porque era incapaz de hacer pis. Estuve sin poder atender a mi hija y sin poder darle el pecho de lo que me dolía la tripa. Quince días llorando del dolor, sin poder sentarme ni saber como podía ponerme, notando la inflamación de la episiotomia cada vez que me lavaba. No se cuantos puntos me dieron, ni siquiera me lo quisieron decir, solo me dijo mi matrona que me cosieron por planos. Aún no me atrevo a ver que me han hecho sin mi permiso.
    Tras un mes sigo con dolores, sin poderme sentar, sin poder andar sin que tenga que pararme.
    A día de hoy sé que retomar las relaciones sexuales será todo un reto, que la cicatriz dolerá, no se por cuanto, quizás algún día. Y tengo que dar gracias de que mi hija no tuvo lesiones por el parto, y que a mi no me quedaron secuelas en la vejiga y otras que pudieron darse.
    El parto fue traumatico y la recuperación continua siéndolo. El dolor no se olvida, lo que me hicieron tampoco. Solo me consuela saber que mi hija esta bien, ese es mi mejor recuerdo, tener a mi hija en brazos tras unas horas sin verla.
    Me gustaría pensar que utilizaron forceps porque no dio tiempo a cesárea, aunque en el fondo se que pudo haberse evitado. Me indigna pensar que todo fue por añadir un número al porcentaje de partos vaginales, ¿a costa de que, de quien?

    1. Hola Carmen,
      Entiendo tu sensación de frustración y pena por cómo fue tu parto, pero quiero creer que todo fue por tu bien y el del bebé. La que vivió la experiencia en primera persona fuiste tú, está claro, pero siempre, siempre, siempre en sala de partos actuamos teniendo en cuenta el bienestar del bebé y de la madre. Está claro que tu cuentas tu punto de vista, pero hay que verlo todo siempre desde los dos prismas, si te hicieron un parto vaginal y no una cesárea debió ser porque en ese momento el bebé presentaba un sufrimiento fetal y la vía de extracción fetal más rápida era la vaginal. A ningún profesional de la obstetricia le gusta correr riesgos innecesarios, hacer algo que pueda perjudicar al bebé o a la madre o realizar un parto instrumental complicado de verdad, así que en serio, estoy segura que valorando la situación decidieron que era lo mejor en esa situación.
      Espero que poco a poco te recuperes, tanto física como emocionalmente.
      Un abrazo,
      Sofía.

  9. Pues yo sigo a tratamiento psicologico porque mi parto parecia mas propio de una pelicula de terror tipo saw…tantas horas atada sin poder moverme,la prueba del ph de calota,la matrona que se ofendio porque pedi la epidural y se dedico el resto del turno a torturarme psicologicamente…fueron tantas cosas…por las noches sigo teniendo pesadillas y ataques de ansiedad… No se si lo superare algun dia,no me hacia expectativas durante el embarazo pero desde luego no me imagine un parto tan horrible

    1. Hola Rebeca,
      Pues vaya, me sabe fatal que tuvieses tan mala experiencia en tu parto, en serio…pobre! Bueno, sólo decirte, aunque no sé si te servirá de consuelo, que el segundo parto es siempre más rápido y más fácil que el primero, así que estoy segura de que podrás disfrutar mucho más de la experiencia.
      Un abrazo y ánimos,
      Sofía.

      1. Ahora ya paso,los meses pasan y las heridas se curan,aunque las cicatrices sigan ahí…ahora solo miro a mi peque,una niña preciosa sana y feliz,el mejor regalo del mundo que llego en una caja blindada que los médicos abrieron a cañonazos…pero que mas da? Que es un día comparado con la vida entera verdad? Y aunque fueran 20 años…Carlos Gardel decía que 20 años no es nada…solo me queda eso,disfrutar de mi hija ya que no pude disfrutar de mi parto…

  10. Hola Sofía, primero enhorabuena por tu embarazo, espero que lo disfrutes un montón. Por otro lado quería hacerte una consulta. El pasado diciembre nació mi hijo por parto vaginal asistido con ventosa. Pase revisión con la matrona 18 días después y me dijo que había perdido el tono en la vagina y que tendría que hacer ejercicios sino quería hacerme pis encima, lo achacó al parto con ventosa. El caso es que ya por entonces asomaba parte de las paredes de vagina por la entrada a la misma, creí que era normal porque estaba recien parida, pero 2 meses despues estoy totalmente recuperada pero la salida de ese tejido sigue ahí. He leído que los partos instrumentados son causantes muchas veces de prolapsos, ¿crees que puede ser mi caso? Si es así ¿qué opciones tendría? Gracias

    1. Hola Marga,
      Cualquier parto vaginal hoy en día requiere recuperación del suelo pélvico después, pues es normal una hipotonía del suelo pélvico secundaria al mismo. Dependiendo de diferentes factores: elasticidad de los tejidos maternos, peso materno, estreñimiento, peso del bebé, duración del parto, instrumentación compleja, episio, desgarro, etc…el riesgo de afectación del suelo pélvico es mayor o menor. Mi consejo? una visita a un fisioterapeuta especialista en suelo pélvico y consulta con el ginecólogo. Seguro que haciendo las sesiones de fisio que te indiquen mejorarás rápidamente.
      Un abrazo,
      Sofía.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies