LOS PRIMEROS DÍAS EN LA CLÍNICA

Si bien es cierto que ya escribí un post sobre el postparto aquí, creo que los primeros días después del nacimiento de un bebé merecen un post especial, así que allá vamos, ok?

Y porqué me decido hoy a escribir este post? Pues porque acabo de llegar a casa después de hacer un parto precioso, a una paciente de estas con las que tienes una conexión especial, una paciente que es todo sonrisas y que hoy se ha convertido en mamá por segunda vez. No sé, el verla allí, feliz con su bebito, aún en la sala de partos, y a la vez tan “descolocada”, me ha hecho pensar en los primeros días de mi segunda maternidad. Su primer parto y el segundo han sido completamente diferentes, como dos películas que no están dirigidas por el mismo director. En mi caso me pasó exactamente lo mismo, así que empatizo con ella y puedo entender que a pesar de no ser novata en esto de la maternidad, se sienta hoy un poco desubicada. Gracias guapa por haber confiado en mí en un día como éste, en serio! Y ahora te cuento, a ti, G, y al resto de lectoras, lo que cabe esperar durante los primeros días en la clínica, ok?

  • Una de las cosas que más me descolocó con el nacimiento de mi segunda hija es lo rápido que se olvida lo que es un bebé, un bebé de horas, de días, no un bebote de 8 meses….ese lloro de recién nacido, esas manitas, lo frágiles que son….a mí cuando me dieron a Inés fue como: pero en serio? Son así los bebitos? Y entonces, cuando Nicolás entró a verme a la habitación, con dos añitos recién cumplidos, lo vi enorme…lo hice mayor de golpe, no sé, es raro de explicar. Te sientes como que estás “traicionando” al que hasta el momento era tu bebé, porque de golpe ha crecido y porque, cómo vas a querer a otro bebé como a él? Pues sí, lo querrás, lo adorarás, a pesar de que a momentos sentirás como si te diesen un bofetón en toda la cara, en plan: te habías olvidado de lo que es un recién nacido? Pues toma!! Es esto, es no dormir por las noches, es agobiarte por si come o no, es preocuparte por cada ruidito….
los primeros días
imagen de pixabay
  • Porque sí, en la clínica, una vez subes de sala de partos a la habitación, sea tu primer hijo o el segundo o el tercero, cuando por fin estáis en la habitación tranquilos, el papá, la mamá y el bebé…te entra como una euforia extraña, una alegría brutal y una sensación de inseguridad, todo mezclado. Me acuerdo después del parto de Nicolás, cuando ya se fueron todas las visitas y entra la enfermera y me dice: ahora deberías dormir un poco…y yo en plan, pero cómo? Cómo voy a dormir teniendo esta cosita en la cuna? Estuve toda la noche pendiente de cada ruidito, de cada movimiento, luego la primera vez que le cambié el pañal, la primera toma, etc…y se hizo de día. Y ducha y ala, súper activa todo el día, hablando feliz con las visitas, cogiendo a mi bebé y alucinando….no sé, te entra como un chute de energía que aguantas los días de clínica casi sin dormir nada.
los primeros días
Flipando de felicidad, descubriendo a mi bebé

Pero ojo, no os hagáis las valientes, que esto pasa factura……hay que descansar y dormir mucho, porque el cuerpo no es una máquina, y el cansancio mezclado con el desbarajuste hormonal no ayudan nada para el tema del baby blues (que es como esos ataques de lloro incontrolado que te entran durante la primera semana postparto)

  • Y qué más cosas te pasarán en la clínica? Pues que tendrás pérdidas de sangre, seguramente en cantidad superior a una regla. Y encima hay que utilizar unas compresas de algodón que son como un dodot, así que te sientes súper bien en tu cuerpo, jajajaja. Consejo? Nada de braguitas de papel de esas de usar y tirar que recomiendan en un montón de listas de canastilla, mucho mejor un culotte de algodón que te sujete bien, porque si no la sensación de que al ponerte de pie todo el tema de las compresas más las braguitas de papel se puede caer al suelo es de lo más desagradable.
los primeros días
imagen de creative commons

En el caso de que sea tu segundo postparto tendrás también lo que llamamos “entuertos”, que no son más que unas molestias intensas tipo contracciones que aparecen sobretodo cuando estás dando el pecho a tu bebé o cuando estás con tu bebé en brazos. Tranquila, es normal, puede doler bastante pero dura sólo unos días. Estas “contracciones” son las que ayudarán al útero a volver poco a poco a su tamaño normal.

  • Otro tema que agobia muchísimo durante los días de clínica es si dolerá o no cuando tengas que ir de vientre. Piensas, dios mío, con los puntos de la episio (si es que llevas algún punto), más que acabo de parir un bebé y tengo toda la zona como un poco molesta ahora sólo me falta tener que ir al WC…..me moriré de dolor!
los primeros días
imagen de creative commons

A ver, no duele tanto, pero lo importante es que si ya durante el embarazo ibas estreñida, se lo comentes a tu médico para que te deje pautada alguna medicación que te ayude a que cuando tengas que ir no te cueste tanto. Pequeño detalle, las hemorroides (íntimas amigas de las embarazadas) también pueden empeorar en el postparto, cosa que irá también en contra de lo de ir al WC, pero ahí también hay esperanza, poco a poco irán mejorando, y además te puedes poner cualquier crema que ayude a disminuirlas, aunque estés dando el pecho. Yo casi siempre recomiendo Ruscus de Llorens, funciona muy bien.

  • Y otro de los temas estrella durante el ingreso en el hospital es….la subida de la leche! A ver, normalmente tardará unas 48h en subir después del parto, pero puede tardar un poco más. El que si es un parto por cesárea seguro que va a costar tener la subida: no es cierto. Es verdad que puede costar un poquito más si es una cesárea programada en la que no ha habido trabajo de parto previo, pero con un poco de esfuerzo y constancia se consigue igual. Y qué puedes hacer para ayudar a tener la subida lo más “puntual” posible? Pues ponerte al bebé en el pecho muy a menudo, aunque veas que está súper dormido, durante el día no deberías dejar que pasen más de tres horas sin ponértelo, y por la noche como mucho seis. Lo más normal es que el propio bebito te “pida” pecho, pero los dos primeros días a veces están tan cansados y dormiditos que casi no piden. Pues nada, te toca cogerlo y ponértelo al pecho, cuanto más succione el bebé antes se desencadenará el reflejo de subida de leche. También ayudará mucho que bebas mucho agua y tengas una buena alimentación. Si en estos primeros días te aparecen grietas o molestias, no te agobies más de la cuenta. Con cremas especiales para el pezón o incluso usando pezoneras de plástico unos días lograrás que mejoren, y una vez la lactancia esté bien establecida irán desapareciendo poco a poco. Ah, con la subida de leche es súper normal que notes lo siguiente: sofocos y calor, incluso algo de febrícula, dolor en los pechos (que los puedes notar como súper duros) y notar la piel del pecho muy caliente. Estas sensaciones duran sólo unas horas, tranquila.
los primeros días
imagen de pixabay
  • Después de haberos contado las cosas más “ocultas” del postparto inmediato, os dejo con algunos consejos prácticos del tema ropita del bebé, aunque si creéis que el tema canastilla es interesante puedo hacer un post sólo de “qué hay que llevar al hospital”, ok?:
    • Bodies mucho mejor que camisas de batista, sin dudarlo. Y a poder ser bodies de los que se abren y cierran por delante. Mis marcas preferidas? Petit Bateau y Petit Oh!
    • Por la noche ponedle siempre el pijama, a mí me dijeron que así empiezan a ser conscientes del concepto día-noche, y como los míos han sido los dos tan buenos durmiendo, tengo fe ciega en esto…que igual hubiesen dormido igual, sí, pero no sé, no cuesta nada y a mí me funcionó!
    • No hace falta que los abriguéis como si estuviesen en Siberia, los bebés tienen sólo un poco más de frío que nosotros, así que tampoco hay que pasarse con jersey, arrullo de lana, manta, etc….
    • Los patucos son mucho más monos que los calcetines, sin dudarlo, pero se los sacan con una facilidad asombrosa, así que….mejor calcetines si no queréis oír a toda la familia: este bebé, todo el día con los pies al aire, se va a costipar seguro…
los primeros días
imagen de pixabay 
  •  Básico que llevéis al hospital: arrullos, varios (porque se mancharán de babitas, de lo que sacan después de la toma, etc..) y una especie de toallitas o pañuelos o no sé cómo se llaman exactamente para ponerte tu en el hombro cuando le haces sacar los gases al bebé (siempre después de los gases sacan un poco de leche, y si no quieres ir con toda tu ropa manchada este invento va muy bien!)

 

Pues nada, hasta aquí el post de hoy sobre los primeros días en la clínica, el primero después de las fiestas interminables de Navidad (sinceramente, tengo unas ganas de que los peques empiecen el cole el lunes…..). Espero que os haya gustado, y ya sabéis, cualquier comentario o sugerencia de tema para que os cuente, de lo más bienvenido.

Dejadme acabar con un GRACIAS, gracias a G, por lo buena paciente que ha sido, por su sonrisa y alegría siempre (a pesar de tener que esperar muchas veces en la consulta porque voy con retraso…) y por confiar tanto en mí. Así, feliz de dedicarme a lo que me dedico!!!

 

0

14 comments

  1. He llegado a tu blog por casualidad! Me parece súper intetesante y está muy bien escrito! Muchas felicidades!!! Además el hecho de tu misma compartas tu experiencia personal lo hace mucho más cercano!!!
    Por ahora no tengo peques pero ya me empieza a picar el «gusanillo» así que seguiré tus tips y explicaciones con interés jejej!

    Gracias por compartir tus conocimientos profesionales y tus vivencias personales!!!

    1. Hola Laura,
      me alegro de que te guste el blog y la manera en la que está escrito! Muchas gracias por tu comentario.
      Yo, feliz de que te plantees esto de la maternidad, para cuando te llegue el momento….ya sabes, aquí encontrarás muchos consejos!
      Un abrazo,
      Sofía.

  2. Me ha gustado mucho este post! Yo a pesar de tener contacto con muchos bebés no sabía nada del postparto y fue toda una sorpresa…fue más dificil eso que el embarazo o el parto…pero estás taaaaannnn feliz que te da igual…Pero va muy bien hablar con otras mamás que te cuenten que las cosas que te pasan son normales y que te comprendan. En mi caso cada vez que me visitaba una amiga le preguntaba porque nadie me había advertido de todas las incomodidades de los primeros días y todas me contestaban que se te olvida y la verdas es que siempre dudé de eso….pero sí!!! Ahora con mi bebé de 5 meses hasta que no he leído este post no me había vuelto a acordar! ;))

    1. Hola María,
      Como siempre, un placer tus comentarios! Me alegro de que ya se te haya olvidado ese lado «oscuro» de la maternidad, jajajaja….te tocará repetir, así que es bueno que se te olvide un pelón. Muchos besos para tí y para el pequeño Lucas!!!

  3. Pues me parece fantástico y me da una envidia sana horrorosa esta súper mamá que acaba de tener su segundo hijo. Yo tambien estoy esperando mi segundo bebé y ojalá tuviese esa complicidad o me dejase tenerla quien atienda mi segundo parto. El primero fue precioso y recuerdo perfectamente quien me acompañó. Felicidades de veras por vivir tu trabajo así.

    1. Hola Gisela,
      Enhorabuena por tu segundo embarazo, y mil gracias por tu comentario! Estoy segura de que sí, de que tendrás la suerte de tener un parto precioso y bien rodeada, sabes una cosa que yo digo muchas veces? El parto es la única cita a ciegas en la que estás segura de que vas a conocer al amor de tu vida!

  4. Hola
    Me siento identificada contigo me paso lo mismo jajaja ahora mi hijo mayor tiene 3 años y la peque 4 meses
    Gracias x el post

  5. Hola! Cuanta razón tienes Sofia! Yo he tenido la suerte de tener tres hijos y en los tres postpartos he tenido las vivencias y sensaciones que describes en tu blog. Tener la sensación de que tus hijos mayores crecen de golpe, lo de dormir la primera noche imposible con tu bebé recién nacido…, lo de las braguitas de papel,jajaja, no sé cuántas me quedaron por estrenar porque no son nada practicas…, el chute de energía, lo de la subida de la leche y las grietas, yo lo pasé fatal con los tres, pero aguanté y amamanté a los tres todo lo que ellos quisieron: 5 , 24 y 8 meses, por cierto, lo que mejor me funcionó a mí para curar las grietas fue mi propia leche. En fin, yo me pasaría la vida embarazándome y teniendo hijos, porque es maravilloso, o por lo menos mis experiencias así lo han sido.
    Gracias por la parte que te toca 😀

    1. Hola Nuria,
      Pues oye, si una madre experta como tú considera que lo que cuento es cierto….me siento feliz y orgullosa! Gracias por tus palabras, en serio.
      Un abrazo fuerte,
      Sofía

  6. Como siempre me encantan tus palabras!!!!ya sabes que yo en los embarazos enloquezco un poco….suerte k luego vuelvo a la normalidad mental….deben ser las hormonas….utilizaré tus consejos!!!!ya he comprado varias camisas de batista y ni un solo body…..aun tengo tiempo!!!!!feliz de saber que estaras en exactamente 9 semanas en el segundo dia mas importante de mi vida!!!!Un abrazo fuerteeeee

    1. Ay Valeria, eres tan mítica, me haces reír, guapa! Estoy encantada de ayudarte un poco con los posts que escribo, y feliz de la vida de estar el día del nacimiento de tu segunda hija, ya verás que experiencia tan bonita! Un abrazo fuerte

  7. Hola Sofia,
    Felicidades por el post!!
    Ponerte de pie después de l cesárea también es otra experiencia…. Y aun así repites, jajajaj….
    A mi me ayudo traerme fotos de los peques al hospital…. Y cuando te vienen a ver los enanos con el ramo de flores… Es verdad, los ves enormes!!

    Clara

    1. Hola Clara, gracias por tu comentario. Es verdad, el momento de levantarte de la cama por primera vez después de una cesárea…telita, eh? pero bueno, lo que dices, luego todo se olvida.
      Un beso fuerte!!!!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies