MI PERMISO DE MATERNIDAD

Escribo este post con una sensación agridulce, viendo como el tiempo se escurre entre mis dedos sin poder hacer nada al respecto, siendo consciente de que estoy a punto de cerrar una de las etapas más bonitas de mi vida.

permiso de maternidad

Y por qué os cuento esto? Pues porque en diez días mi permiso de maternidad se habrá acabado del todo, ya no lo puedo alargar más, he juntado el mes de vacaciones, he compactado las horas de lactancia materna y ni con esas, me toca volver a trabajar dejando en casa un bebé con cinco meses justos. Y soy afortunada, lo sé, porque vuelvo a trabajar en algo que me apasiona, porque  en mi trabajo me han permitido lograr alargar al máximo el permiso, porque económicamente nos hemos podido organizar y porque el bebé podrá seguir pasando los días en su casa, en su hogar, estando de lo más cuidado. Pero a pesar de todo me planteo: realmente sería tan grave a nivel profesional para las mujeres, para las empresas y para la sociedad que nuestra baja durase como mínimo los seis meses de lactancia materna exclusiva recomendados por la OMS? Teniendo en cuenta que cada vez tenemos menos hijos y trabajamos más años, estoy segura que la repercusión a lo largo de toda una vida laboral sería mínima, y la satisfacción de las madres que pueden pasar más tiempo con sus hijos, infinita.

permiso de maternidad

Pero en fin, dejando de lado estas reflexiones algo más profundas y reivindicativas que me pasan por la cabeza al ver el final de mi tiempo de ser madre al 100%, quiero compartir con todas vosotras las experiencias vividas en esta etapa maravillosa, irrepetible y preciosa:

  • he descubierto que la sonrisa de nuestro bebé es la mejor medicina para todo. Bebéflaco es un bebé simpático, alegre, feliz, y eso lo hace todo mucho más fácil. (os lo digo por experiencia propia, cuando te toca un bebé que sólo llora y que está como incómodo constantemente en su cuerpo, te acaba afectando a nivel emocional).
  • Se me pone la piel de gallina al ver la relación que los dos mayores han establecido con el bebé, lo adoran, lo quieren con locura, se desviven por él, y no dejan de ser niños pequeños, así que es muy gracioso ver cómo se esfuerzan en sacarle el body o ponerle el babero, en intentar calmarle para que no llore o en llevarlo en brazos de un lado a otro de la casa. Ese amor puro, inocente y desinteresado de los niños lo están desarrollando con su hermanito, y eso hace que yo como madre me deshaga al mirarlos así de lejos, para no romper esos momentos.

permiso de maternidad

  • Una realidad algo más frívola, pero cierta, sin duda: si tienes la suerte de que “te toca” un bebé que duerme y come bien es como que lo quieres más, jajajaja. A ver, que no es bien bien así, pero que sí que es verdad que si por las noches más o menos puedes descansar y encima luego las tomas discurren de forma fluída es como que tienes más energía para aguantar el día a día con el bebé, o no? Y bebéflaco en esto es un crack, a otro nivel!
  • Me gusta el Yoga, sí, en serio. Es una actividad física que te ayuda a conocer tu cuerpo, tus límites, a superarlos y a querer mejorar constantemente. Además, ganas en elasticidad y fuerza física, en capacidad de concentración y en autoconocimiento personal. Todo un descubrimiento que os recomiendo totalmente!
  • La lactancia materna no es fácil, no es perfecta ni es siempre agradecida, es muy sacrificada y frustrante en ocasiones. Más de una lágrima me ha costado, cierto, pero a la vez me ha dado momentos preciosos con bebéflaco. Pensar que sólo le hace falta estar cerca de mí para crecer, alimentarse, estar contento y sano es una mezcla de orgullo, alegría y responsabilidad, y me ha encantado la experiencia. Hemos disfrutado los dos un montón esta etapa, y ahora que hemos hecho el tránsito a la leche de fórmula, aún tenemos nuestro momentito diario de pecho, íntimo y relajante, y espero que dure mucho tiempo, pues nos gusta mucho a los dos.

 

Y qué consejos puedo daros a vosotras para disfrutar a tope del permiso de maternidad, desde mi visión como madre y aportando mis conocimientos como ginecóloga? Pues vamos con los cinco puntos clave que creo que tendréis que tener en cuenta:

  • Es básico que entendáis que el permiso de maternidad se divide en dos etapas:
    1. el primer mes y medio o la famosa cuarentena: periodo en el que lo que tenéis que hacer es recuperaros a nivel físico del embarazo y el parto, aprender a cuidar a vuestro bebé, conseguir que la lactancia materna funcione (si optáis por dar el pecho), aterrizar a nivel emocional en vuestro nuevo papel de madre y organizar un poco vuestra nueva vida.
    2. Los siguientes tres o cuatro meses: el descoloque anímico habrá pasado, al bebé lo tendréis cada vez más “dominado”, vuestro cuerpo estará cada vez más en forma y tendréis ganas de salir a pasear, de hacer deporte, de disfrutar de vuestro bebé y , a la vez, de volver a hacer cosas de vuestra vida de “antes de ser mamá”. Y no olvidéis esa faceta, la de mujer además de madre, acordaos de buscar momentos de pareja, momentos para las amigas, momentos para vosotras.

permiso de maternidad

  • La labilidad emocional, la sensación de no sé si lo estoy haciendo bien y el agobio de veros que los días pasan y vosotras estáis en modo bebé todas las horas del día es normal en los primeros quince días después de haber dado a luz, tranquilas. Pero pasados estos primeros días, poco a poco tenéis que ir notando que volvéis a ser quién eráis , con un bebé, sí, pero disfrutando más que estando agobiadas, viendo la parte bonita de la maternidad y teniendo ganas de hacer cosas. En caso de que no fuese así, debéis consultar con vuestro médico, pues la frontera entre un baby blues y una depresión postparto en ocasiones es muy fina y sutil. En este post encontraréis más información al respecto.
  • En cuanto a la recuperación física, es importante que una vez pasada la cuarentena empecéis a practicar algún tipo de actividad física de forma regular. No se recomiendan los deportes de impacto hasta que han pasado unos seis meses del parto, pero la bici, la natación, el pilates, el yoga o simplemente caminar a buen ritmo son deportes que podéis practicar sin ningún tipo de problema. La actividad física no sólo os va ayudar para recuperar un poco la forma y veros mejor en vuestro cuerpo, sino que además juega un papel importante en evitar caer en un baby blues un poco más largo de lo normal o en una depresión postparto. Y para poco a poco iros viendo cada vez mejor en vuestro cuerpo es importante que cuidéis bien vuestra alimentación, basándola sobretodo en verduras, frutas y productos no envasados.
  • Grabaros a fuego esta frase en vuestra frente si hace falta: “yo soy la mejor madre para mi hijo, sin duda”. Es súper típico que todo vuestro entorno os de consejos sobre cómo alimentar al peque, sobre cómo vestirlo o sobre cómo hacer que duerma, verdad? Vosotras escuchad, escuchadlos todos, porque tenéis que tener en cuenta que nadie lo hace con mala intención, todo el mundo os cuenta aquello que le ha funcionado en su caso, o que ha oído que va bien o que simplemente, cree a pies juntillas porque así se lo han enseñado. Y una vez los hayáis escuchado todos, os quedáis con los que os apetezca, con los que veáis que en vuestro caso os funcionan. No vale la pena que perdáis energía en contestar “pues a mí me han dicho que tal o cual”, o bien “pues yo lo he probado pero no me funciona”, o “mi pediatra piensa que esto no es así”. Escuchad con una sonrisa, agradeced su interés y luego, en la intimidad de vuestra casa, haced con vuestro hijo lo que consideréis. La mezcla de vuestro instinto, las directrices del pediatra y algún que otro consejo externo suele funcionar súper bien, en serio!
  • Aprovechad al máximo esta época del permiso de maternidad, con sus momentos tristes, estresantes y de agobio incluidos, pues es una época que no va a volver y en el fondo, aunque haya días en los que lo veáis todo gris, es una época preciosa. Aprovechad para mimar a vuestro peque, para tenerlo todo lo que os apetezca en brazos, para coméroslo a besos. Aprovechad para buscar tiempo para vosotras mismas, para volver a reencontraros con vuestro cuerpo. Aprovechad para disfrutar de vuestra pareja, de vuestra madre, de vuestra familia. Y, sobretodo, aprovechad para saborear ese sentimiento nuevo que habrá aparecido en vuestro corazón, el del amor incondicional, el del amor de madre, que es algo muy fuerte, único y especial!

permiso de maternidad

No quiero acabar este post sin dar las gracias: gracias a Yoguiguapo por haberme enseñado una forma de paternidad que me encanta y me hace quererlo cada día más, gracias a mis dos hijos mayores por habérmelo puesto tan fácil, por ser tan amorosos con su hermano y conmigo, gracias a mi madre por ser como es, por ayudarme siempre y por querer a mis hijos con toda su alma y gracias sobretodo a bebéflaco, por haberme hecho revivir los sentimientos de amor visceral , incondicional e infinito que suponen la maternidad.

permiso de maternidad

9

6 comments

  1. Ánimo con la “vuelta al cole”…y muchas gracias por los consejos!!!!… Me los aplico!!!

  2. Hola Sofía! Lo primero enhorabuena por tu blog (desde que lo descubrí hace unos meses he leído todas las entradas y me he convertido en fiel seguidora) y por tu precioso bebé flaco. Soy madre primeriza de una bebe de también 5 meses y seguimos con lactancia materna exclusiva, así que me siento muy identificada con lo que escribes. Mi bebé es de esas que dices que está constantemente incómoda en su propio cuerpo. Algún consejo que puedas darme por favor? En las revisiones con el pediatra siempre me dicen que está perfecta y se la ve muy sana, pero es muy inquieta, no para de moverse y de arquear la espalda…parece que está permanente incómoda. Me dicen que serán los dientes…pero es que está así desde que tiene 3 meses. Se queja mucho y no para quieta, su padre y yo estamos físicamente y psicológicamente agotados. Muchas gracias y un saludo! P.d te doy una idea para un próximo post: transición de LME a otros alimentos 🙂

    1. Hola Paula,
      Lo primero de todo: enhorabuena por esa bebé! Casi gemela de bebéflaco, qué gracia. Luego, mil gracias por seguirme y por tu comentario, en serio, me gusta mucho ver que el blog os resulta útil.
      Lo de tu bebita “incómoda en su cuerpo”: yo me siento muy identificada, pues mi hija era así, muy llorona, inquieta, mal comedora, con estreñimiento, etc…Consejos? Además de la consabida paciencia, que cuando te lo dicen los de tu entorno después de un día desquiciante tienes ganas de saltarles a la yugular, jajajaja, te puedo decir cosas que a mí me funcionaron: el colikin para las digestiones, eupeptina en polvos para el estreñimiento, cogerla mucho en brazos, no tenerla mucho tiempo tumbada del todo, poner la cuna un pelín inclinada, mucha música clásica en casa, natación para bebés, humidificador en su habitación con unas gotitas de eucalipto, ponértela en la mochila portabebés cuando ya no sepas qué hacer y luego pensar y confiar que a la que empiece con algo más que con leche su sistema digestivo la va a dejar algo más tranquila.
      Espero haberte ayudado un poco.

  3. Hola Sofia, yo estoy igual q tu! Bueno, como tuve gemelos la baja me durará un poco más (hasta el 25/01), pero ya empiezo a ver el final de esta etapa maravillosa q llevo viviendo desde que nacieron los bebés. Como tu, tengo otros 2 niños mayores (de 12 y 11 años respectivamente) y puedo decir que, sin duda, estos meses han sido/ estan siendo los más felices de mi vida. La maternidad se vive de forma muy distinta con 40 años -al menos para mí ha sido una experiencia diferente y, en muchos aspectos, mejor ahora q entonces. Ahora soy más consciente de todo, saboreo cada minuto (de la vida en general y de ser madre en particular) como un regalo. Ver a los mayores cuidar a los pequeños, ver el asombro con el q los pequeños observan a los mayores… es una de las mejores sensaciones q existen. Los gemelos ya tienen casi 5 meses y están estupendos -pesan mas de 8kg! Son muy buenos y duermen las 12h del tirón por la noche, algo por lo que, tanto su padre como yo, estamos muy agradecidos. Cómo cambia la película si “te toca” un bebé inquieto…! Entiendo perfectamente tus comentarios sobre este punto. Y coincido contigo en que seria positivo alargar la baja, para permitir que las madres compartan más tiempo con sus hijos recien nacidos y apuntalar el vinculo entre ambos. A medida que se aproxima mi reincorporación al trabajo pienso en una compañera de mi equipo, que vive en Alemania y que dio a luz también a principios de julio, como yo. Ella tiene la suerte de poder disfrutar de 1 año entero de baja por maternidad. La envidio! Ojalá pronto podamos disfrutar de mejores medidas aqui también. Un abrazo, felicidades por tu blog y muchos animos con la rentrée!

    1. Hola Cristina,
      gracias por tu comentario y enhorabuena por esos gemelos!!! Cuatro hijos, toda una campeona, en serio.
      me alegro de ver que te has sentido identificada con lo que cuento de cómo he vivido la baja, y me alegro mucho por ti, por tener esos bebotes tan santos, glotones y felices.
      Lo del permiso de un año en otros países, sí, una pasada, una pena que no haya medidas más conciliadoras en nuestro país. has visto la encuesta del INE que salió ayer? Somos el país de la UE con menos hijos por mujer, y el segundo con mayor edad materna al 1º hijo. Desde luego, hay cosas que desde el gobierno, las empresas y no sé, quizás nosotras mismas, no se está haciendo del todo bien.
      Un fuerte abrazo,
      Sofía.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies