PLANES MOLONES CON PEQUES: EURODISNEY!

Pues sí, hace unos días fuimos con los peques a Eurodisney, y hoy os lo cuento en este post de planes molones, ok? Y por qué? Porque fue un viaje genial, cierto, porque los peques disfrutaron como locos y porque con algunos “trucos” de supervivencia seguro que lo pasaréis estupendo cuando vayáis con vuestros peques!! Para resumir la experiencia Disney creo que la palabra INTENSIDAD es bastante adecuada, jajajaja. Y supongo que cuando acabéis de leer el post entenderéis el porqué!

planes molones
Súper bonito el castillo de Disney!

Pues vamos allá, al tema. Primero de todo, millones de gracias a mis padres por invitarnos a este súper viaje, un sueño hecho realidad para los niños! Y luego…pues os cuento cómo nos fue, de acuerdo? Salimos de Barcelona un jueves por la tarde mis padres, los peques y yo. Mi hermano y Susi iban desde Madrid. Ese jueves yo salía de guardia, y fui a buscar a los peques al cole un poco antes de la hora normal de salida, pues si no no llegaríamos a tiempo al aeropuerto. Madre mía, Nico e Inés estaban nerviosos desde hacía no sé cuántos días. Llevaban varios días que lo primero que me preguntaban por la mañana es: mamá, hoy es jueves? Cuantos días faltan para el jueves? El jueves nos vamos seguro, no? Y así en bucle durante varias mañanas, jajajaja. Entre los nervios de ir a París y la emoción de salir antes del cole…estaban a tope! Llegamos al aeropuerto y parecía que a pesar de la huelga de controladores aéreos en Francia todo iba en orden, bien. Pasamos los controles y no os lo perdáis, ahora puedes llevar zumitos o agua para los niños, los ponen en unos aparatos que los analizan y te los devuelven. A Inés le encantó esa máquina, jajajaja. Bueno, instalados en el avión, niños portándose bien y yo de repente empiezo a notar el cansancio de la guardia, pensando, venga, va, ojalá lleguemos pronto a París…pero: 1.30h en el avión quietos, sin salir, mmmmmm, planazo, eh? Los niños se portaron genial, por suerte, pero la verdad es que fue un rollo. En fin, llegada a París, nos estaba esperando un coche y rumbo al parque de Disney. Era muy tarde, así que llegamos al hotel, chek in y nos fuimos a picar algo rápido al bar del hotel. Primer contacto con la comida de Disney, primer aviso: no, no esperéis comer bien en Disney, y en según qué sitios los menús infantiles son un verdadero asquito, en serio. Pero bueno, por suerte los peques se conforman con cualquier cosa y el simple hecho de estar en un hotel con Mickey por todos lados, emoción máxima!

Al día siguiente, madrugón para ir al parque y primera experiencia “colas”: bajamos a desayunar a las 8h y…..había cola para entrar al restaurante, alucinante, no lo habíamos visto nunca. Mi madre y yo no nos lo creíamos, jajajaja. Estás en uno de los mejores hoteles del parque y haces cola como de 20 minutos para desayunar??? Pero bueno, paciencia y buen humor, que era el día de los niños, y ellos estaban emocionados. Una vez instalados en una mesa, nos reunimos por fin con “To Julio”, mi hermano, y Susi. Desayuno correcto, bueno pero sin decir ualaaaaa. Pero para los niños bien, cereales, leche, croissant, yogur, etc…Siguiendo el consejo de Clara mi amiga que había estado en Disney una semana antes hice dos cosas un poco “cutres” pero imprescindibles para sobrevivir: rellené dos botellines de plástico de agua para llevarme en la mochila y les preparé a los niños unos brioches con nutella para si les entraba hambre a media mañana paseando por el parque. Gracias Clara por el tip, me salvaste, en serio!

Y ya que vamos de trucos, os doy uno más, de indumentaria: básico llevar mochila, nada de bolso! Y luego bambas, bambas muy cómodas, pues vais a caminar muuuuucho, muchísimo.

Para ir al parque hay unos buses que salen de los hoteles cada 15 minutos, y ese primer día cogimos un bus, luego nos dimos cuenta de que nuestro hotel estaba a diez minutos andando del parque, pero ese día pagamos la novatada, jajajaja. En fin, a pesar de la cola para desayunar y la cola para entrar al parque, a las 10h ya estábamos en Disney, los niños flipados y nosotros también, la verdad. El parque de Disneyland es precioso, con el castillo de cuento de hadas, las calles tan bien ambientadas, no sé, te sientes realmente en otro mundo.

planes molones
flipando con el castillo!!!

Yo había ido al parque de Orlando con mis padres y hermanos cuando tenía 13 años y me encantó, pero creo que este es como más mono, más pequeño y con la ambientación y el decorado más cuidados. En Orlando lo pasamos en grande, pero lo recuerdo mucho más grande, con más parques todos muy cerca, y recuerdo que Epcot Center me flipó. Aquí en París hay dos parques en Eurodisney: Disneyland y Disney Studios. Disneyland es el del castillo y Disney Studios es menos bonito, menos ambientado quizás, pero con unas atracciones espectaculares! Nosotros pasamos la mañana del primer día en Disneyland, subimos a atracciones chulísimas (si vais, los adultos no os podéis perder “Space Mountain”, en serio!) y paseamos por el parque, una pasada. A los niños les gustó mucho la atracción de Buzz Lightyear y una de un circuito de coches antiguos para conducir.

planes molones

También fuimos a una de piratas preciosa, de esas en las que te sientas como en un vagón-barca y te van paseando por todo un mundo mágico súper bien ambientado. A Inés en algún momento había decorados que la asustaban un poco, pero en serio que es también una atracción muy recomendable!

A la hora de comer decidimos cambiar de parque, nos fuimos a Disney Studios, y…dónde comemos?Gran pregunta!! Pues no os esperéis grandes cosas, en el parque hay dos opciones, o comer en un restaurante de mesa con mantel sentados por unos 40-50 euros por cabeza y tardando más de 1h para comer (cosa que descartamos) o bien comes en fast-foods, haces cola, te atienden empleados franceses que generalmente son “encantadores”, jajajaja, y luego disfrutas de una comida de lo más healthy y tasty….en fin, que yo lo intentaba, pero es que incluso la ensalada césar ya veías que era así como de fast-food. Bueno, una vez superado el momento cola para comer y luego comer las delicias de Disney nos fuimos a disfrutar de las atracciones, genial la de Ratatouille, en serio, de diez.

planes molones
Hay que hacer cola hasta para hacerse foto con los personajes!

Pero como es la atracción estrella había unas colas brutales, así que optamos ir por la cola de “single pass”, que quiere decir que te montas tu solo. Hay la opción de “fast-pass” para las atracciones más solicitadas, y esto qué es? Pues por la mañana pronto has de ir a los puntos de canjear los fast-pass y puedes pedir uno para la atracción que quieras. Hay fast-pass limitados para cada atracción, es decir, que al cabo de 1h o así ya no darán más pases rápidos. La cuestión, si consigues uno pues sabes que tienes “hora” en la atracción a las 15.30h, por ejemplo, y que a esa hora puedes ir sin hacer cola. Luego, para poder coger un fast-pass para otra atracción tienes que haber consumido el de la primera, y claro, como que a primera hora de la mañana ya se acaban todos los fast-pass de todas las atracciones, a la hora de la verdad es como que sólo podrás conseguir uno para una atracción y luego te sale más rentable meterte en las colas de single-pass si ves que hay mucha cola en esa atracción. No sé si habéis entendido algo de mi súper explicación, pero tranquis, a la que lleguéis al parque lo pilláis rápido, jajajaja. Ahora en serio, preparaos para hacer cola hasta para respirar, así que id con mucha paciencia. Lo que está bien es que a la entrada de cada atracción te dicen el tiempo de espera, y se ajusta muy bien a la realidad.

Y qué otras atracciones nos gustaron del Disney Studio? La del Horror Hotel, brutal, espectacular, pero ojo….sólo para mayores! Se me ocurrió subir a Inés (hay que medir 1,04m para poder subir y yo, venga Inesita, que aquí puedes subir!) y la pobre casi se muere de un infarto, dios mío, qué miedo le dio….a Nicolás le impresionó bastante también, pero aguantó el tipo. A mi hermano, a Susi y a mí, nos flipó! Hay varios teatros y cines que hacen espectáculos que están muy bien, deberéis consultar los horarios en el programa, y luego hay toda una zona dedicada a Toy Story con muchas atracciones chulas para los peques. También hay una de Cars que les gustó mucho y unas alfombras voladoras de Aladín muy adecuadas para la edad de Inesita.

planes molones
A tope en los coches de Cars

La cuestión, salimos del parque como a las 18.30h o así, la idea era ir al hotel, darnos una ducha y volver al parque para ver el espectáculo nocturno de fuegos artificiales a las 22h, cenando algo rápido antes. Y la realidad cuál fue? Llegué a la habitación con los peques, les puse un momento los dibujos mientras yo iba al baño y preparaba su bañera y….al salir del baño Inés estaba completamente dormida y Nico tumbadito en la cama, así que los dejé descansar una horita o así y luego, de nuevo en marcha, a cenar y a ver el show nocturno. La cena, en el Planet Hollywood, de las mejores de Disney, en serio (para que os hagáis una idea del level, jajajaja).

planes molones
preparados para el espectáculo nocturno

Y luego el show nocturno, una maravilla, es un espectáculo piromusical impresionante, ves imágenes de todas las pelis de Disney proyectadas en el castillo, con una música preciosa y unos fuegos artificiales espectaculares. En fin, un fin de fiesta magnífico!! Llegada al hotel: 23.30h, 18km caminados, niños agotados.

Segundo día, plan? Visitar París! Cogimos un tren justo a la entrada del parque y en media hora estábamos en París. Diarrón de sol y calor, espectacular. Pero claro, en unas horas ver todo París, con dos peques que caminan más lento y tal….complicado, no? Pues mi hermanito, que a veces me sorprende, jajajaja, tuvo la solución perfecta: Uber. Es una App a través de la cual puedes pedir un coche en cualquier ciudad europea y te lleva a dónde quieras, es como un taxi. Te cobran directamente por la app, son amables, los coches fantásticos, limpios, con agua y caramelitos, en fin, que fuimos como señores desde la Place Des Vosges hasta la Torre Eiffel, de allí a Montmarte y así, así pudimos ver muuuuuchísimas cosas.

planes molones
Place des Vosges, mi preferida de París

 

planes molones
intento de selfie en la torre Eiffel

Comimos en Montmartre y después de comer y de dar un paseíto, nos volvimos al hotel con los peques. Julio y Susi se quedaron un rato más en París.

planes molones
momento Uber

Pues bien, yendo en el tren les preguntamos mi madre y yo a los niños: queréis ir al parque un rato antes de cenar? Y claro, cómo no iban a querer??? A Nicolás le cambió la cara, así que nada, a las 18h o así mi madre y yo nos fuimos con los niños al parque otra vez. Yo pienso, los niños nunca se cansan o qué? Muy heavy el ritmo que estaban llevando y venga a correr, a querer hacer de todo, sin signos de cansancio (bueno, algún signo sí, pobre Inés, se iba durmiendo un poco por dónde podía, ahora cinco minutos en el Uber, ahora un poquito en el tren, jajajaja). Esa tarde con los peques y con mi madre hicimos un montón de atracciones súper monas y muy para su edad: fantástica la de “It´s a Small World”, les encantó la de las tazas y podríamos habernos saltado la del tren de Dumbo, pero bueno.

planes molones
It’s a small world

Luego, cena en un restaurante a medio camino entre el parque y el hotel, crèpe y paseíto andando hasta el hotel. Total: 17km caminando entre París y el parque, a la cama a las 23.30h.

Y el último día? Pues ya nos movíamos como unos profesionales por el buffet de desayuno, yo preparando brioches con nutella para los peques, cogiendo agua, etc, etc….y después de desayunar y hacer el check out más rápido de la historia del mundo mundial, caminando hacia el parque. Llovía bastante, así que empezamos por el parque de Studio, en el que hay más cines, teatros y tal. Vimos un par de shows en teatros, chulísimos, y luego nos fuimos a la atracción de Cars. Como dejó de llover un poco, aprovechamos y cambio de parque, a Disneyland! Fuimos al laberinto de Alicia en el país de las maravillas, monísimo, repetimos las tazas, repetimos la de Buzz Lightyear y la de It’s a Small World y los niños se subieron al tío vivo.

planes molones
Alicia y su laberinto

 

planes molones
Nicolás retándonos a las tazas, jajajaja!

El tema de las compras lo dejamos para ese día, yo les había dicho a los niños que sólo les iba a comprar una cosa, que tenían todos los días para ir pensándola, y que el último día podrían escoger. Y????Pues los dos se enamoraron del mismo peluche, un marcianito verde chillón con tres ojos de la atracción de Buzz Lightyear, y 100% convencidos, imposible hacerles cambiar de idea. Así que nada, ahora en casa tenemos dos marcianos, jajajaja! Última comida en Disney? Mejor que las anteriores, la verdad, ya fuera del parque, en la zona de restaurantes, encontramos un restaurante ambientado como un castillo medieval en el que fueron simpáticos de verdad y la comida no era tan fast-food como en las veces anteriores.

Luego, traslado a París, avión con retraso y llegada a Barcelona. Unas turbulencias en el avión que dios mío de mi vida…con lo poco que me gusta volar yo estaba muerta de miedo, y Nicolás me mira y me dice: mamá, nos vamos a caer al agua? Y si nos caemos, flotaremos, verdad? Nos ponemos el chaleco salvavidas y listos, qué suerte, no? En fin, yo pálida, él venga a hablar, Inés dormida desde el minuto cero….bendita inocencia. Por suerte, aterrizamos sanos y salvos, maletas y a casa. Llegamos como a las 22h, y al día siguiente tenían cole, así que a la cama directos, que estaban agotados!

Hasta aquí la historia de Eurodisney, un viaje ilusionante para los peques, intenso y agotador. Lo hemos pasado genial, el oír a Nicolás decir que creía que estaban siendo los mejores días de su vida, el ver sus caritas de emoción en las atracciones, lo compensan todo, en serio!!! Pero, preparaos para dos cosas: colas para todo y comer mal, bastante mal. El resto? Nada grave, todo fluye, y el ver a los peques felices hace que el cansancio desaparezca!

 

planes molones
«second star to the right…»
0

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies