SE PUEDE SEGUIR COMIENDO SANO EN VERANO? OF COURSE!

En el post de hoy os voy a intentar dar trucos, recetas e ideas para seguir comiendo sano durante las vacaciones de verano. Frecuentemente creemos que al estar de vacaciones, fuera de nuestro entorno habitual, nos costará más seguir una dieta equilibrada, pero todo es cuestión de proponérselo.

 

Empezamos, primero con consejos para las que pasáis las vacaciones fuera de casa:

  • Regla número 1: si estáis en un hotel con buffet libre para el desayuno, es básico no abusar y poneros las botas como si nunca antes hubieseis desayunado. No hace falta tomar huevos revueltos con bacon cada mañana durante las vacaciones si nunca lo hacéis en casa. Intentad darle la vuelta al tema del buffet, aprovechando las ventajas que supone respecto al desayunar en casa: seguro que hay una zona “healthy”, con fruta cortada, variedad de pan integral o de cereales, copos de avena, etc…Pues bien, ahí es dónde os debéis dirigir y empezad cada día tomando un buen bol de fruta cortada (cómodo, eh? En casa hay que preparala, jajaja). Además, zumo de naranja, café y unas tostadas de pan integral con jamón de pavo o con queso. Luego un yogur con copos de avena, con esto tenéis un desayuno bueno bueno y completísimo.
comiendo sano
imagen de creative commons
  • Regla número 2: acordaos de ir bebiendo agua a lo largo de todo el día, ya sea en la piscina o en la playa. Mucho mejor agua que refrescos, y la caña o la clara la dejáis sólo para antes de comer. Si a media mañana tenéis hambre, una pieza de fruta o una zanahoria cruda son mucho mejor opción que unas patatas de bolsa o unos cacahuetes. También son una buena alternativa las tortitas de arroz o de maíz, súper ligeras y buenísimas.
comiendo sano
imagen de pixabay
  • Regla número 3: a la hora de comer, nada de bocadillos o tapas de fritanga. Mucho mejor gazpacho o ensaladas, son súper refrescantes y así os garantizáis el aporte adecuado de verdura y fibra diario. Entiendo que el tema de la paella o la fideuà son inevitables, pero sin abusar (es decir, un día a la semana como mucho).
comiendo sano
imagen de creative commons
  • Regla número 4: el heladito de por la tarde, esa gran tentación. Qué hacemos? Pues intentar ir alternando helados de hielo (polos) con helados de bola, pero en tarrina (como ya os dije en este post). En definitiva, mucho mejor un calippo que un magnum y si es un helado de bola, olvidaos del cucurucho!
comiendo sano
imagen de pixabay
  • Regla número 5: para cenar qué?? Yo últimamente no estoy comiendo nada de carne roja, así que mi recomendación será siempre un pescado. Hay mil formas de cocinarlo y muchísimas variedades de pescado: probad el tartar de atún o salmón, una lubina a la brasa o un lenguado a la plancha. Espectaculares, súper nutritivos y además, al no dejaros con sensación de saciedad, podréis dormir muy bien. Cenar pasta o arroz no os lo recomiendo, pues al ser hidratos de carbono os dejarán con sensación de barriga súper llena y además el aporte calórico no está nada mal, jajaja. Y el vino? Truco: si sólo sois dos personas para cenar no pidáis una botella, acabaréis bebiendo más de lo que realmente hubieseis bebido, pedid una copa de vino blanco fresquito y listos!
comiendo sano
imagen de creative commons

 

Seguimos con algunas de las nuevas incorporaciones a mi dieta y algunas recetas muy muy fáciles:

  • Habéis probado las salchichas de tofu? Las que tienen finas hierbas están buenísimas! Recientemente he descubierto las hamburguesas de tofu y espinacas, espectaculares. Cómo tomarlas? Yo las salchichas las suelo acompañar de aguacate cortado con un poco de aceite y pimienta o bien de tomate y pepino cortados a tacos y aliñados con aceite, pimienta, orégano y un poquito de salsa de soja. Y las hamburguesas? Las podéis tomar con un poco de verdura al vapor, un poco de arroz integral, o con quinoa. Obviamente, hay mil opciones de acompañamiento, si os he comentado el tofu es sobretodo porque es una buena alternativa para las que no tomamos carne roja.
comiendo sano
imagen de creative commons
  • Para las que no podéis estar sin azúcar, hay alternativas: desde la más radical de acostumbrar el paladar al café con leche y el yogur sin azúcar añadido (como es mi caso, jajajaja) a las de sustituir el azúcar por edulcorantes naturales como la estevia o el ágave. Cierto que hoy en día hay cierta polémica entorno al ágave, porque se argumenta que al procesarlo en forma de sirope se pierden parte de sus beneficios y sin embargo queda su alto contenido en fructosa. Polémicas aparte, estoy segura de que tanto la estevia como el ágave son menos perjudiciales que el azúcar blanco de consumo habitual. De hecho, mi siguiente objetivo (consejo de mi paciente Patricia, un encanto de mujer con grandes ideas de la que ya os hablaré más en el futuro) es hacer los bizcochos caseros con estevia o sirope de ágave, he de lanzarme a experimentar a ver cómo quedan!
comiendo sano
imagen de creative commons
  • Y para acabar, os propongo un par de recetas buenísimas y muy frescas:
    • Ensalada de judías verdes, huevo duro, bonito y zanahoria. Sólo hay que hervir las judías, cocer los huevos y luego cortarlo todo en taquitos pequeños. Para aliñarlo? Un poco de aceite de oliva y un toque de pimentón, espectacular!
    • Ensalada de habitas baby con alcaparras, brotes de soja, tomates cherry, salmón marinado y pepino. Está riquísima. Le podeís añadir también bayas de goji, son muy buenas pero tienen un sabor algo especial, así que antes de ponerlas en la ensalada probadlas primero no vaya a ser que no os gusten! Como aliño? Un poco de eneldo, orégano y aceite.

 

Espero que os haya resultado útil el post de hoy, lo cierto es que el verano a mí me parece una época facilísima para cuidar nuestra dieta. Apetecen las frutas, las verduras y las ensaladas. Y con un poco de imaginación, se pueden preparar platos riquísimos. Si tenéis recetas del “estilo Sofía” (es decir, fáciles fáciles), yo feliz de que mas comentéis!

Feliz verano y recordad, a cuidar la dieta, porque «HEALTHY MIND + HEALTHY BODY = HAPPY LIFE”

 

comiendo sano
imagen de creative commons
1

4 comments

  1. Hola!!!! Yo este verano he incorporado los polos caseros…simplemente con zumo de fruta y en una polera en el congelador. Si la fruta está madura no hace falta añadirle azúcar…los de sandía están buenísimos y son súper refrescantes!!!!!

  2. Sofia, un post muy acertado, con un montón de buenos consejos!! Me ha gustado mucho el consejo de tomar un polo, en lugar de quedarte con las ganas de un helado de crema, muy bueno!! Y me ha hecho mucha gracia que me menciones con lo que hablábamos el otro día del bizcocho casero hecho sin azúcar (ágave, estevia, arce…). En cuanto haga un poco menos de calor y prepare uno me apuntaré las medidas exactas (que yo lo hago todo a ojo ;D) para poder compartirlo con todas. Un besote,
    Patricia

    1. Gracias Patricia,
      Me alegro de que te haya gustado y consideres útiles algunos de los tips….viniendo de alguien como tú, toda una experta en comida saludable, me lo tomo como un gran piropo.
      Por supuesto que estaré encantada de compartir con todas las lectoras toda la info que nos quieras facilitar sobre repostería «healthy». Un abrazo, Sofía

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies