DICCIONARIO DEL EMBARAZO: SÉPTIMA ENTREGA

Acabamos el 2015 con un diccio-post, el sexto…y ahora al releerlo veo que os dije que me daba vértigo el ver que ya llevábamos seis diccionarios del embarazo.

Os prometí una séptima entrega en 2016, pero hasta ahora no he tenido tiempo para redactar un nuevo diccio-post, demasiadas cosas que contaros en otros posts, jajaja.

En fin, que aquí os dejo la séptima entrega del diccionario del embarazo, espero que os resulte interesante!

 

Empezamos?

 

  • Contracciones de Braxton-Hicks: son contracciones esporádicas del útero que aparecen a partir de la segunda mitad del embarazo. Normalmente son indoloras y se acompañan sólo de sensación de que la barriga se pone muy dura, pero nada más. En las últimas semanas del embarazo (a partir de la semana 32-34) pueden empezar a ser molestas, y en el último mes pueden incluso ser dolorosas. A diferencia de las contracciones de parto, no se hacen rítmicas ni se acorta el tiempo de latencia entre una y otra. Normalmente, la embarazada es capaz de diferenciarlas de las verdaderas contracciones de parto, pero en el caso de no tenerlo claro mi consejo es que vayáis a Urgencias y os hagan un registro cardiotocográfico (CTG) para registrarlas y un tacto vaginal para valorar la consistencia y dilatación del cuello del útero.
diccionario de embarazo
imagen de pixabay
  • Periné: región anatómica correspondiente al suelo de la pelvis. Superficialmente es la zona que queda comprendida entre la vulva y el ano. Durante el trabajo de parto el periné sufre una tensión muy importante, y puede llegar incluso a desgarrarse. Por eso es importante mantener toda la piel perineal y la mucosa vaginal bien hidratadas, para garantizar su elasticidad en el momento del parto. Lo ideal? Hacer masaje perineal con aceite de rosa de mosqueta o de almendras dulces durante cinco minutos al día a partir de la semana 32 de embarazo aproximadamente (yo aconsejo hacerlo dos veces al día, un par de minutos cada vez). Si bien el masaje perineal no es garantía absoluta de que no tengamos un desgarro el día del parto o una episiotomía, lo que es seguro es que si el periné está mal hidratado y poco elástico, es casi 100% seguro la episiotomía o el desgarro.

diccionario de embarazo

  • Asinclitismo: es un término que hace referencia a la posición de la cabeza fetal en la pelvis durante el trabajo de parto. Quiere decir que la cabeza está un poco ladeada u oblicuada. Esta colocación del feto en la pelvis puede entrar dentro de lo normal durante su proceso de descenso por la pelvis materna, pero en ocasiones enlentece mucho la fase final del parto. Y cómo lo detectamos? Mediante un tacto vaginal que realiza el obstetra o la matrona durante el parto. Como os he comentado, en muchas ocasiones el propio bebé va corrigiendo poco a poco esta posición algo ladeada de la cabeza, pero hay veces que será necesario intervenir y puede ser que el obstetra decida instrumentar el parto para lograr esta corrección (es decir, que en determinados casos de asinclitismo podría ser necesario aplicar un fórceps).

diccionario de embarazo

  • Desproporción pelvi-fetal: situación en la que el bebé no puede “pasar” por el canal del parto porque no existe una adecuada correlación entre los diámetros de la pelvis y los de la cabeza fetal. Es decir, esto ocurre cuando o bien la cabeza fetal es demasiado grande para adaptarse al canal del parto materno (a su pelvis) o bien la pelvis materna es demasiado pequeña para que la cabeza pueda pasar a través de ella. En los casos en los que diagnosticamos una desproporción pelvifetal realizaremos una cesárea de recurso. Y cuándo diagnosticamos la desproporción? Cuando en el trabajo de parto, estando ya en dilatación completa, no se produce el descenso de la cabeza fetal por la pelvis materna tras 3 horas de contracciones efectivas de parto en el caso de un primer parto o tras 2 horas en el caso de una paciente con uno o más partos anteriores.

diccionario de embarazo

  • Pesario obstétrico: es un anillo de silicona que se coloca vía vaginal para intentar mantener el cuello del útero cerrado y en una angulación correcta en casos en los que existe un cuello del útero corto y, por tanto, un riesgo aumentado de prematuridad. Su eficacia está probada en embarazos únicos con cuello por debajo de 25mm de longitud. En los casos en los que se colocó el pesario se logró disminuir la tasa de prematuridad en hasta casi un 30%, frente al 6% en los casos en los que no se hizo tratamiento. Se coloca y se retira en la consulta del ginecólogo, y el llevarlo no produce efectos adversos en la gestante. Es normal notar un incremento del flujo vaginal, pero no duele ni molesta.

diccionario de embarazo

  • Cerclaje cervical: sutura del cuello del útero con puntos de sutura irreabsorbible que se lleva a cabo en pacientes con diagnóstico de insuficiencia cervical y con antecedentes de abortos tardíos. Es un procedimiento ambulatorio que se realiza en quirófano, bajo sedación. Se pretende conseguir que el cuello del útero se mantenga cerrado durante toda la gestación y así evitar el riesgo de abortos tardíos o prematuridad. Se puede realizar de forma programada a principio del embarazo en pacientes con antecedentes de abortos tardíos o bien de rescate en la segunda mitad de la gestación en el caso de pacientes que borran el cuello del útero por debajo de los 10mm.
  • Proteinuria: presencia de proteínas en la orina en cantidad superior a lo normal. Suele deberse a problemas de funcionamiento de los riñones o bien a fenómenos hipertensivos del embarazo. Durante el embarazo se realiza la valoración de la proteinuria de 24h (es decir, se recoge toda la orina de 24h y se mira la cantidad de proteínas presentes) en el caso de sospechar una patología hipertensiva como la preeclampsia.
imagen de creative commons
imagen de creative commons
  • Candidiasis vaginal: infección vaginal causada por unos hongos que se llaman cándida albicans. Es una infección muy frecuente del tracto genital de la mujer, y cursa con aparición de un flujo blanquecino y espeso que se acompaña de picor genital. Aparece cuando hay cambios en la flora vaginal normal y en el ph vaginal, y es relativamente habitual que ocurra en el embarazo. Se trata con óvulos vaginales (como un supositorio pero vía vaginal) y con crema para los genitales externos. Existe un tratamiento oral, pero en el embarazo está contraindicado.
diccionario de embarazo
imagen de creative commons
  • Screening de primer trimestre: es una prueba que se realiza entre las 11 y 13 semanas de embarazo para estimar el riesgo de Síndrome de Down . El resultado que se obtiene nos orientará sobre si la paciente tiene un riesgo alto o bajo de tener un bebé con trisomía 21. Y cómo llegamos a ese resultado? Combinando la edad de la madre con datos que obtendremos en la ecografía de las 12 semanas y con datos analíticos de dos hormonas asociadas a la placentación (B-HCG y PAPP-A) que podemos obtener en la semana 8-10 o bien el mismo día de la ecografía de las 12 semanas.
imagen propia
imagen propia

 

Pues bien, hasta aquí con las definiciones de palabras “complicadas”, vamos ahora con el tema de las siglas, que ya sé que os encantan!! ( y los médicos somos muuuy aficionados a utilzarlas, jajajaja):

  • DPPNI: desprendimiento prematuro de placenta normoinserta. Es una patología grave que consiste en eso, en que la placenta se “despega” de la pared uterina, lo que provoca un sangrado oscuro (de hematoma), generalmente dolor a la madre y puede conllevar problemas graves al feto, pues esa placenta dejará de realizar su trabajo de oxigenación y aporte de nutrientes.
  • RPM: rotura prematura de membranas. Es decir, rotura de la bolsa de líquido amniótico. Puede ocurrir al final del embarazo de forma espontánea, y entonces es cuando la paciente empieza el trabajo de parto habiendo roto aguas, o bien de forma prematura lejos de la fecha del parto. En estos casos, daremos antibiótico a la madre para evitar el riesgo de infección fetal y la tendremos ingresada y controlada para ver que ni aparecen signos de infección ni contracciones.
diccionario de embarazo
imagen de creative commons
  • AAS: ácido acetil-salicílico. Es la clásica “aspirina”. En embarazadas la podemos utilizar como tratamiento preventivo de complicaciones vasculares en el caso de pacientes con una historia de abortos de repetición o en pacientes con antecedentes de preeclampsia o feto con crecimiento intrauterino restringido en embarazos anteriores. También se utiliza en pacientes en las que en el primer trimestre del embarazo vemos que tienen un riesgo elevado de desarrollar preeclampsia o en pacientes con muchos miomas uterinos que le pueden causar dolor durante el embarazo.
imagen de creative commons
imagen de creative commons
  • TTOG: Test de tolerancia oral a la glucosa o curva de glucosa. Es una prueba que realizaremos a las embarazadas en las que el test de O’Sullivan les ha salido alterado. Con el TTOG lo que queremos es llegar al diagnóstico de si la paciente presenta o no una diabetes gestacional. Para realizar el test se realizan cuatro determinaciones de niveles de azúcar en sangre materna: una determinación basal, y luego a la hora, a las dos horas y a las tres horas de haber bebido un zumo que contiene 100gr de azúcar.
diccionario del embarazo
imagen de creative commons

 

Nada más por hoy, espero que os haya gustado esta séptima entrega del diccionario del embarazo. Si os ha gustado, yo feliz de recibir comentarios y sugerencias de palabras “a traducir” para el siguiente diccio-post!

3

4 comments

  1. Hola buenas tardes estoy un poco preocupada porque e metido la pata. Me e aplicado en una pequeña verruga de la mano un producto que congela la verruga. El caso que no mire el prospecto porque al ser aplicado en piel y no por ingesta no lo pensaba. Y al leer el prospecto después por dudas veo si pone que no aplicar ni en embarazo ni lactancia :-(. E llamado al ginecólogo y me a dicho que no se puede aplicar al ser un producto antiviral que no me lo aplique más veces y que no le pasará nada al bebe que tranquila. Y aún así sigo preocupada . Estoy de 19 semanas. Gracias

    1. Hola Estrella,
      Puedes estar tranquila, en serio. Los productos tópicos son mucho menos peligrosos que los fármacos vía oral durante el embarazo. Es decir, en general no ha de pasar nada por utilizar un producto tópico. Además, por lo que me cuentas, si el medicamento es un antiviral creo que te lo puedes aplicar sin riesgos. Y por último, si sólo te lo has puesto una vez, quédate totalmente tranquila, de verdad.
      Así, disfruta del embarazo y no te preocupes guapa.

  2. Hola Sofía! Me interesa mucho saber que opinas sobre el epi no, esta ahora muy de moda en los centros de fisioterapia especializada en suelo pelvico. Conozco matronas que no lo recomiendan. Gracias!

    1. Hola Sara,
      Yo no estoy ni en contra ni a favor, pero creo que con un buen masaje perineal con aceite a partir de la semana 32-34 y mantenerse en buen estado de forma durante el embarazo es más que de sobras, ok?
      Un saludo,
      Sofía.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies